martes, 26 de febrero de 2008

Un recuerdo.

Según Hume, la memoria es el fundamento de nuestra identidad, y no una supuesta experiencia de un sujeto que permanece constante por debajo de nuestros actos psíquicos. Pero ¿y si perdemos la memoria? ¿Se desvanece tal identidad? Supongamos que sea así. Y supongamos que antes de sufrir ese olvido, tuviéramos la posibilidad de quedarnos con un recuerdo de nuestra vida. ¿Cuál elegirías?

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Qué curioso encontrar esta entrada justo. El otro día, estábamos bebiendo y ya íbamos pasados, miré a mi mejor amiga y en ese momento se me quedó grabada esa cara, y pensé que era la mujer más bonita del mundo.

Anónimo dijo...

No me quedaría sólo con este. Pero ahora lo recuerdo. Estábamos viajando en coche y entonces ella me dijo ¿sabes que estoy enamorada de ti?

Anónimo dijo...

Algunas miradas de mi hijo cuando era pequeño