domingo, 18 de mayo de 2008

Irena Sendler

Nunca se puede saber la vida que hay detrás de un rostro. Nos cruzamos los unos con los otros por la calle, en el mercado, en el metro, pero ¿qué hay detrás de nuestra apariencia? Si observas el rostro de esta anciana, Irina Sendler, ves a una viejecita sonriente, frágil y encantadora. Pero su historia es muy distinta. Si quieres conocerla, pulsa aquí.
Hoy nos despedimos de ella.




No hay comentarios: