lunes, 9 de febrero de 2009

¡Todos a la cárcel!

Me dicen algunos alumnos que vivimos en una sociedad injusta donde el ladrón sale de la cárcel sin pagar su condena, el terrorista se ríe de lo jueces, el corrupto codicioso se libra gracias a sus abogados y el inocente sufre su indefensión. La solución ¿dónde está?, pregunto yo. Y me contestan: ¡¡más mano dura, más años de condena, más cadenas perpetuas, más penas de muerte...!!
Sencillo ¿no? Cualquiera diría que el amigo Hobbes tiene razón. Somos lobos los unos para los otros, y sólo entramos en razón con un cepo en las patas o un tiro en la cabeza. Pero ¿estás seguro de eso?. ¿Es esa la solución: “todos a la cárcel”? Un profe amigo, Felix García, tiene un texto sobre el tema, titulado “Viva la cárcel”. Podemos leerlo antes de continuar.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Prefiero creer en la educación antes que en la opresión. Las cárceles hoy en día están saturadas en gran parte, alrededor del 70%, por delitos relacionados con el tráfico o consumo de drogas, algo que se podría solucionar con una legislación efectiva, educativa y no represora.

Y bien es cierto que unas penas más duras, en todos los términos, sólo van a hacer que engrosar la lista de presos, si fijamos el mundo como oferta, riesgo y demanda.

Unas penas más duras convertirían a los delincuentes en mártires para sus fánaticos.

Anónimo dijo...

Y por cierto, que se me olvidaba, lo de "el hombre es un lobo para el hombre", no lo dijo Hobbes, el solo lo copió, así que te animo a buscar quién fue.

José dijo...

http://es.wikipedia.org/wiki/Homo_homini_lupus

Anónimo dijo...

Bien, aunque supongo que ya lo sabías.