sábado, 25 de abril de 2009

¿Cree el profesor de filosofía en Dios?

Eso es lo que me preguntaron muchos alumnos después de exponer el tema de Aquino, hace ya unos meses. ¿Será creyente o no creyente? ¿Será religioso o ateo? ¿Será de esos o de aquellos, de los buenos o de los malos, de los nuestros o de los otros?

El profesor de filosofía rechaza todo planteamiento de ese tipo venga de donde venga y lo plantee quien lo plantee. Lo que quiere es poder pensar, junto con otros, sobre aquello que nos afecta y desde ahí andar y recorrer e inventar caminos. Prefiero caminar a juzgar, porque siempre hay algo nuestro en los otros, y algo de los otros en nosotros.

Por eso me tomé en serio la pregunta y les invité, semanas después, a una charla sobre el asunto, que más bien se planteaba esto: "¿Dios ha muerto? Notas sobre lo Sagrado". Un grupo de alumnos asistió, y pasamos juntos una tarde estupenda, quedándonos muchos temas pendientes. Utilicé un borrador, que simplemente es eso, un paso de un camino, y que muestra dónde me encuentro hoy respecto a esa cuestión. Claro que hoy, lo que se dice hoy, ya estoy en un sitio ligeramente diferente...

Si quieres ojear el borrador, pulsa este enlace: "¿Dios ha muerto? Notas sobre lo Sagrado".

2 comentarios:

Marga Fernández dijo...

Desde el blog "¡Ojú, con la publicidad" te hemos concedido el premio "Compromiso Educativo”" por lo que estás haciendo en tu blog
¡Felicidades!

José dijo...

Vaya, pues gracias en mi nombre y en el de los alumnos con los que comparto tanto tiempo y que no dejan de empujarte a seguir pensando y preguntando.