lunes, 21 de diciembre de 2009

Un debate sobre la inmigración en el barrio.

Debatíamos en Bachillerato sobre el hecho del multiculturalismo como algo que vivimos todos los días, y las diversas respuestas ante ese hecho común y cotidiano. Algunos alumnos quieren plantear el siguiente tema:

Alumno A: - Los inmigrantes que vienen aquí a robar, a traficar, a molestar a los demás, deben ser enviados a su país. Yo veo en mi barrio cómo inmigrantes de ciertos países ocupan las pistas deportivas y te obligan a pagar si quieres usarlas. Y ¿quién hace eso? Siempre los mismos: ¡que se vayan!

Alumno B: -¡Pero no se puede generalizar! No todos vienen a aprovecharse. Además, hay españoles que también molestan, abusan, persiguen y roban.

Alumno C: -Hay algunos, pero la mayoría son de fuera. ¿No ves las noticias sobre mujeres maltratadas? La mayoría son inmigrantes. ¡Son siempre ellos!

Alumno D: -Porque tienen una cultura diferente, son más machistas y más posesivos y de un día para otro no se puede cambiar.

Alumno E: -Ya, pero si yo fuera a otro país, me tendría que adaptar a sus normas, no ellos a las mías.

Alumno B: -Pues yo creo que no hay que adaptarse a cualquier norma. Si en un país al que llego pegan a las mujeres ¿yo tengo que hacerlo? Lo que pasa es que hay buenas y malas personas, sean de donde sean, y lo que hay que hacer es cumplir las normas.

Alumno C: - ¿Y quién hace cumplir las normas? ¿La policía? Si avisas a la policía de que están obligando a pagar en alguna pista, cuando llegan, los otros se van, ¡y cuando los polis se van, los otros vuelven y encima te dan!

...El debate continuó, con ideas muy distintas, aunque con respeto. Tal vez podemos prolongarlo también aquí.

11 comentarios:

José dijo...

Anónimo deja este comentario:

"Que los de aquí también cometan delitos no justifica que lo hagan ellos. (Ad hominem?) Lo que está claro es que ya hay suficiente xxxx aquí como para que vengan más de fuera, encima xxxxx los recursos locales".

Éste es el mensaje. ¿Por qué pongo xxxx? ¿Es que alguien se va a asustar? No. Es que estoy xxxxxx de escuchar xxxxx en vez de ideas, vengan de donde vengan. ¿Por qué xxxx cuesta tanto hablar bien de una xxxx vez, xxxxx? Cada vez que veo expresiones de ese tipo me xxxxxx en xxxxxx , pero estoy hasta los xxxxx de tener recordar que hablar bien no cuesta una xxxxx. ¿No está xxxx claro? Creo que está xxxxx claro, ¡¡¡xxxxx!!!.

Feliz Navidad.

pabloriver88 dijo...

Me gustaría compartir respecto a este tema, una columna que apareció un 17-5-2005 en el periódico EL PAÍS, escrita por Rosa Montero y que aún conservo guardada. Me parece que puede hacer reflexionar a más de uno que se cree que, por ser de país rico, estamos más civilizados, o somos superiores a los "pobres".


Estamos en el comedor estudiantil de una universidad alemana. Una alumna rubia e inequívocamente germana adquiere su bandeja con el menú en el mostrador del autoservicio y luego se sienta en una mesa. Entonces advierte que ha olvidado los cubiertos y vuelve a levantarse para cogerlos. Al regresar, descubre con estupor que un chico negro, probablemente subsahariano por su aspecto, se ha sentado en su lugar y está comiendo de su bandeja. De entrada, la muchacha se siente desconcertada y agredida; pero enseguida corrige su pensamiento y supone que el africano no está acostumbrado al sentido de la propiedad privada y de la intimidad del europeo, o incluso que quizá no disponga de dinero suficiente para pagarse la comida, aun siendo ésta barata para el elevado estándar de vida de nuestros ricos países. De modo que la chica decide sentarse frente al tipo y sonreírle amistosamente. A lo cual el africano contesta con otra blanca sonrisa. A continuación, la alemana comienza a comer de la bandeja intentando aparentar la mayor normalidad y compartiéndola con exquisita generosidad y cortesía con el chico negro. Y así, él se toma la ensalada, ella apura la sopa, ambos pinchan paritariamente del mismo plato de estofado hasta acabarlo y uno da cuenta del yogur y la otra de la pieza de fruta. Todo ello trufado de múltiples sonrisas educadas, tímidas por parte del muchacho, suavemente alentadoras y comprensivas por parte de ella. Acabado el almuerzo, la alemana se levanta en busca de un café. Y entonces descubre, en la mesa vecina detrás de ella, su propio abrigo colocado sobre el respaldo de una silla y una bandeja de comida intacta. Dedico esta historia deliciosa, que además es auténtica, a todos aquellos españoles que, en el fondo, recelan de los inmigrantes y les consideran individuos inferiores. A todas esas personas que, aun bienintencionadas, les observan con condescendencia y paternalismo. Será mejor que nos libremos de los prejuicios o corremos el riesgo de hacer el mismo ridículo que la pobre alemana, que creía ser el colmo de la civilización mientras el africano, él sí inmensamente educado, la dejaba comer de su bandeja y tal vez pensaba: "Pero qué chiflados están los europeos".

José dijo...

Un texto estupendo. Se puede utilizar perfectamente en clase. Y desde luego, da mucho que pensar...

Anónimo dijo...

Si, si, estupendo. Nada demagogo y muy realista.

Anónimo dijo...

Por cierto, trataba de ser sarcástico.

Anónimo dijo...

yo creo q en este pais unas pocas personas dañan a las demas por q por unos pocos racistas de xxx creen q todos los españoles son asi, pero no, son solo unos pocos desadaptados q no aceptan a las demas personas tal como son.
los hijos de pxxx se creen de mejor familia y q son superiores a los demas y mentiras q ellos son un pedazo de xxx q ojala nunk les tocara emigrar a un pais donde no conocen a nadie y todo es distinto al suyo.

Anónimo dijo...

Viajar tiene muchas virtudes y una de ellas es que a veces nos facilita salir de nuestro propio cascarón.

Anónimo dijo...

Hay que diferenciar racismo de xenofobia, creo que lo estáis usando mal. Y no es "racismo", es pura lucha natural por los recursos y justicia.

Anónimo dijo...

¿Entonces hay razas superiores y otras inferiores por naturaleza y toda esa historia? No sólo somos animales.

Anónimo dijo...

da igual si eres "racista" o "xenofobico" lo importante es q los dos son = de hijos de pxxx y ninguno de los dos tiene justificacion.
y justicia no se q le ves de justicia a despreciar a la gente por su color o por su pais de origen...
justicia dices jajaja

Anónimo dijo...

El problema puede estar en que "metemos a todos en la misma bolsa", es decir, cuando una cantidad considerada de personas realizan ciertos incumplimientos de las normas sociales que hay, no en un determinado país, si no en unas normas universales, tanto aquí como en la China, como en Paraguay, está mal moralmente robar, atracar, estafar, etc.
Por ello,no podemos decir que su cultura es diferente...en esos casos, al menos, no. son valores comunes a toda persona.
Como decía, solemos generalizar en cuanto un número elevado de casos se escuchan o se ven. Pero en cualquier lugar del mundo, habrán personas buenas y malas, la cantidad de unos u otros es indefinible, incontable podría decirse...lo que pasa es que no podemos ponernos a analizar la vida de cada una de las personas que existen (sería algo imposible) y por ello generalizamos ante una sucesión de experiencias que nos hacen llegar a cierta conclusión.
Yo siempre he opinado que las personas tienen una naturaleza en la bondad...todos creemos ser buenos..pero a veces hacemos cosas que aunque sabemos que pueden perjudicar a alguien, nuestro egoísmo lo silencia.En cambio, aquellos asesinos en serie que matan por una especie de placer o fin me hace pensar que están "enfermos" porque si pienso que el hombre es bueno por naturaleza,este caso supone una gran excepción; porque se puede actuar impulsivamente por error, al dejarse llevar por las emociones, o incluso por venganza, pero no deja de ser un sentimiento que te llama a hacer algo.
Pero una persona que mate una tras otra vez me parece denigrante...y me lleva a pensar que se trata de un fallo en la mente de esa persona...
¡Me ha gustado mucho el comentario de la chica alemana!
volviendo al tema de partida, quizás, como afirmó Adela Gil , la autora del libro de filosofia de primero, la razón esté en la aporofobia y a quien se odie es a los pobres, ¿por qué no odiamos a los blancos como raza?(quiero decir que si se puede odiar a una persona de esa raza, pero no a ese conjunto), la razón es que el llamado "primer mundo" está compuesto por esta raza. ¿Por qué se discriminan a los negros? la razón es porque en su mayoría son pobres. Algún negro hay rico, por supuesto, pero como siempre hablamos generalizando...Pero,¿a que a ese negro rico no se le tiene "asco" o "fobia" o rechazo?
normalmente no.
Yo opino que necesitamos un mundo ,o en su medida, "un gobierno" que se encargue eficazmente de eliminar cualquier resquicio de maldad (cosa algo imposible la verdad)de tal manera que ya no se metería en la misma bolsa a aquellos que actúan de determinada manera; sino que se respetarían las diversas culturas y se podria vivir en una sociedad multicultural, porque la cultura es vida, y compartir es vivir. :)