jueves, 31 de diciembre de 2009

Año viejo, año nuevo, año siempre naciente.

-Cuando llegan estas fechas de fiesta y celebración por un año que se va y otro que viene, o con motivo de la Navidad, o de un cumpleaños, no puedo dejar de pensar en que la sucesión de épocas de nuestra vida no consiste sólo en su pasar una detrás de otra. Es cierto, se suceden los años, pasan los unos tras los otros, pero esa sucesión consiste en algo más. No dejo de pensar en esto: cada etapa de esa sucesión consiste en la repetición de un cierto tema o motivo que vuelve una y otra vez en cada ocasión,siempre el mismo y siempre diferente. La vida, movimiento interminable, adquiere con cada repetición nuevas determinaciones, aspectos y sustancia, de modo que un buen modo de entender el paso del tiempo sería aquel de Platón, según el cual el tiempo es la imagen móvil de la eternidad...

-Pero ¿qué dice usted?
-¿Cómo?
-¡Hay que ver!¿No puede parar ni en fiestas?
-¿Qué?
-Sí ,¿no puede limitarse a felicitar estas fiestas y a desear un próspero año nuevo?
-Bueno... sí, claro, pero como esta página es de filosofía, entre otras cosas...
-Ya, ya, pero descanse un poco, por favor.
-Bien, lo haré, aunque hay cosas de las cuales uno no quiere descansar.¿No le ocurre a usted?
-Pues sí, claro, pero no me despiste ni vaya otra vez a enredarse en nuevas elucubraciones. Felicite estas fiestas, si le parece bien, y sigamos adelante.
-Desde luego, felices fiestas.
-Y próspero año nuevo ¿no?
-Y próspero, muy próspero, sea nuevo o viejo el que venga.¡O siempre naciente! ¿verdad?
-¡Vaya, no tiene usted remedio...!
-Pues no... ¡Feliz Año!

lunes, 21 de diciembre de 2009

Un debate sobre la inmigración en el barrio.

Debatíamos en Bachillerato sobre el hecho del multiculturalismo como algo que vivimos todos los días, y las diversas respuestas ante ese hecho común y cotidiano. Algunos alumnos quieren plantear el siguiente tema:

Alumno A: - Los inmigrantes que vienen aquí a robar, a traficar, a molestar a los demás, deben ser enviados a su país. Yo veo en mi barrio cómo inmigrantes de ciertos países ocupan las pistas deportivas y te obligan a pagar si quieres usarlas. Y ¿quién hace eso? Siempre los mismos: ¡que se vayan!

Alumno B: -¡Pero no se puede generalizar! No todos vienen a aprovecharse. Además, hay españoles que también molestan, abusan, persiguen y roban.

Alumno C: -Hay algunos, pero la mayoría son de fuera. ¿No ves las noticias sobre mujeres maltratadas? La mayoría son inmigrantes. ¡Son siempre ellos!

Alumno D: -Porque tienen una cultura diferente, son más machistas y más posesivos y de un día para otro no se puede cambiar.

Alumno E: -Ya, pero si yo fuera a otro país, me tendría que adaptar a sus normas, no ellos a las mías.

Alumno B: -Pues yo creo que no hay que adaptarse a cualquier norma. Si en un país al que llego pegan a las mujeres ¿yo tengo que hacerlo? Lo que pasa es que hay buenas y malas personas, sean de donde sean, y lo que hay que hacer es cumplir las normas.

Alumno C: - ¿Y quién hace cumplir las normas? ¿La policía? Si avisas a la policía de que están obligando a pagar en alguna pista, cuando llegan, los otros se van, ¡y cuando los polis se van, los otros vuelven y encima te dan!

...El debate continuó, con ideas muy distintas, aunque con respeto. Tal vez podemos prolongarlo también aquí.

martes, 15 de diciembre de 2009

Banco del tiempo en el colegio Jesús-María.

De nuevo comienza el Banco del tiempo sus actividades. Hemos creado un blog muy sencillo donde puedes ver las actividades solicitadas y ofrecidas por muchos alumnos en el centro. La dirección es ésta:


La lista de socios no la "colgaremos" en la página, sino que se entregará en mano.
Y no olvides que si has solicitado u ofrecido alguna de sus actividades, el centro te invita a un refresco y un aperitivo mañana miércoles, a las 14:10 en el aula de desdoble. Búscanos.

miércoles, 9 de diciembre de 2009

¿Alimentar a Aminatu Haidar?.

Aminatu Haidar continúa en huelga de hambre desde hace más de 20 días en el aeropuerto canario de Lanzarote. Su estado de salud se deteriora rápidamente y está poniendo en peligro su vida. Se ha negado explícitamente a tomar comida. ¿Se la puede alimentar forzosamente cuando pierda la consciencia, según mandato judicial, o hay que reconocer su decisión de no alimentarse hasta las últimas consecuencias?
Los juristas no se ponen de acuerdo. ¿Prevalece la doctrina del Constitucional acerca de poder alimentarla forzosamente cuando sufra la pérdida de consciencia, o está por encima la Ley de Autonomía del Paciente, para la cual si Haidar expone cuál es su voluntad y lo hace en plena posesión de sus facultades, se debe respetar su decisión hasta el final?

La situación requiere una respuesta. ¿Cuál es la tuya? Pero antes de contestar: ¿sabes quién es Aminatu Haidar, por qué se encuentra en huelga de hambre en un aeropuerto español, y cómo se ha llegado a esta situación?

Algunas respuestas las puedes encontrar, por ejemplo, aquí.

sábado, 5 de diciembre de 2009

Preguntas para 1º de Bachillerato (2ª evaluación).

1) El grupo elige un tema estudiado en la 1ª o en la 2ª evaluación y escribe un texto en el que varias personas (vosotros) discuten y reflexionan sobre ese tema exponiendo sus ideas y examinando las de los demás, a la manera de los textos teatrales, para poder ser representado posteriormente. Longitud mínima: un folio por una cara.

2) Al texto se le añade una foto en la que aparezcan los componentes del grupo “en actitud filosófica”, “filosofando”, o como verdaderos y genuinos filósofos. Hay que determinar entre todos en qué consistirá esa imagen.

3) El texto y la foto se envían en un documento de word a esta dirección: clasesjm@hotmail.com. Fecha límite de entrega: segunda semana de Enero.

*Los grupos serán libres, de tres personas como mínimo y cinco como máximo.

Preguntas para 2º de Bachillerato (2ª evaluación)

Descartes busca encontrar una verdad indudable sobre la cual edificar el saber humano. Para alcanzarla recurrirá a la razón y a su modo de proceder autónomo, sin que su ejercicio sea coartado por ninguna instancia exterior a ella. Sin embargo, ese proyecto cartesiano tiene un origen singular: el sueño. O mejor dicho: tres sueños. El 10 de Noviembre de 1619 Descartes tiene tres sueños cuyo sentido será para él una indicación acerca del proyecto que debe orientar su vida. Pues bien:
1) Averigua cuál era el contenido de esos tres sueños y cómo los interpretó Descartes.

2) Haz lo miso que Descartes pero con un sueño propio, es decir: elige entre alguno de tus propios sueños uno que te resulte relevante y pregúntate lo siguiente:

-¿qué sentimiento me provoca (inquietud, alegría, sorpresa, ánimo, desánimo, preocupación, etc)?

-¿qué me hace pensar, qué me descubre, que sentido puede tener para mi?

-¿que acción me sugiere?, ¿me mueve a actuar en alguna dirección?, ¿puedo extraer de él alguna indicación para la acción?

3) Lee los sueños de tus compañeros de grupo y comenta aquello que te den que pensar.
Aclaración: cada grupo presenta tres sueños, uno por persona. Cada persona del grupo comenta los sueños de sus dos compañeros.

Entrega del trabajo: en la primera semana de clases de Enero, durante la última clase.

*Los grupos se determinarán en clase.

miércoles, 2 de diciembre de 2009

¿En qué consiste envejecer?

Hace una semana visitamos una residencia de ancianos con un grupo de alumnos de secundaria y bachillerato para pasar un rato con ellos mientras charlábamos de mil temas. Al terminar la visita y mientras volvía a casa me sorprendí preguntándome lo siguiente: ¿en qué consiste envejecer? La respuesta habitual y común es que consiste en ir perdiendo paulatinamente capacidades físicas y mentales. Ya no oyes ni ves como antes, no te mueves como lo hacías, todo te duele. Envejecer consiste en un proceso de continuo deterioro.

Ahora bien, algo cambia cuando examinamos ese hecho a la luz de una experiencia más amplia de aquello en lo que consiste vivir. ¿Cómo podríamos nombrar esa experiencia con una frase? Tal vez de esta manera: la vida no es sólo un proceso de demolición, la vida consiste en ir haciéndose semilla de sí misma.

En efecto: la vida en su transcurrir no camina sin más hacia su desaparición, sino que se va haciendo semilla de sí misma. Puedes contemplar este fenómeno singular observando, por ejemplo, el desarrollo de una planta en casa, en la terraza, en un jardín o en el campo. Detente y observa este árbol. De la semilla plantada en la tierra brotan raíces con las que se alimenta y crece, elevándose hacia lo alto con un fino tallo que se hace tronco después. Y de ese tronco brotan ramas que abiertas al aire van desplegándose en frutos de los que nace…una semilla. La semilla, tras un tiempo, cae para ocultarse de nuevo bajo la tierra y desde ella, brotar.
¿Qué significa entonces para el árbol “envejecer”? ¿Significa únicamente ir separándose del suelo nutricio con ímpetu al principio, con menos fuerza después, alzándose cuanto puede hacia la luz y el aire para, un día, comenzar a decaer, perdiendo ternura su tallo, haciéndose cada vez más rugoso su tronco hasta secarse y derrumbarse? No puede significar sólo eso, porque ese proceso es a la vez, e inseparablemente, un ir haciéndose la planta semilla de sí misma, afirmándose la rama en la flor, la flor en el fruto y el fruto en la semilla. Y entonces advertimos la paradoja en la que consiste todo este devenir: a medida que la planta se acerca a su fin, se acerca también a su principio. A la vez que se hace más vieja, se hace más joven. Acercándose a su término, se acerca a su nacimiento ¿Por qué? Porque la vida es hacerse semilla de sí misma. A la vez que pasa el tiempo y envejece, y sus ramas pierden frescura, y sus hojas transparencia y verdor, a la vez rejuvenece como fruto del que nace una semilla de sí misma. El futuro del árbol no es la muerte, es la semilla. Por eso, acercarse al final es acercarse al principio, hacerse anciano es hacerse niño, envejecer es rejuvenecer. Paradoja secreta, letal para el sentido común.

Atrevámonos entonces a seguir pensando. Los seres humanos vamos viviendo, y ese ir viviendo no es un tic tac de reloj que cuenta los días que faltan para la muerte, es un hacerse irremediablemente semilla de sí mismo. Te contarán que no es así, que todo esto no son sino palabras vacías y que la verdad es sólo la mitad de todo este asunto, que envejecer es morirse y se acabó. Pues bien: ahí se abre una ocasión para un pensamiento propio. La muerte es la última palabra sobre la vida cuando negamos a la vida su fecundidad, su poder hacerse otra. Piensa, observa, mira, intenta estar a la altura de lo que puedes descubrir. Y eso que podrás descubrir es sencillo: la vida se va haciendo semilla de sí misma.

Y escucha lo que te cuenta Platón cuando escribe lo siguiente:

“Pues ni siquiera durante este periodo en que se dice que vive cada uno de los vivientes y es idéntico a sí mismo, reúne siempre las mismas cualidades; así, por ejemplo, un individuo desde su niñez hasta que llega a viejo se dice que es la misma persona, pero a pesar de que se dice que es la misma persona, ese individuo jamás reúne las mismas cosas en sí mismo, sino que constantemente se está renovando en un aspecto y destruyendo en otro... De este modo se conserva todo lo mortal, no por ser completamente y siempre idéntico a sí mismo como lo divino, sino por el hecho de que el ser que se va o ha envejecido deja a otro ser nuevo, similar a como él era, tanto en su cuerpo como en todo lo demás. No te admires, pues, si todo ser estima por naturaleza a lo que es retoño de sí mismo porque es la inmortalidad la razón de que a todo ser acompañe esa solicitud y ese amor”.

¿Qué son en última instancia nuestras palabras, nuestras obras, nuestras acciones y nuestras vidas? Son semillas. En ellas está el secreto del envejecer.

Y desde aquí, un saludo a Doña María y a su estupendo blog, donde sus 84 años florecen en ramilletes de humor, ironía y risas. La imagen de arriba es su retrato, cuando tiene un buen día.