miércoles, 28 de julio de 2010

Aprender a pensar en comunidad.

Llegó a su fin el taller que hemos impartido en la UCB con el título Aprender a pensar en comunidad basado en el proyecto FpN que iniciaron Matthew Lipman y Ann Margaret Sharp. Los participantes plantearon una pregunta: ¿cómo pensar en comunidad? El desarrollo del taller fue delineando una respuesta:

  • Situando en el centro del proceso formativo no tanto el saber del profesor, sino una pregunta nacida del encuentro con una realidad capaz de darnos que pensar, tanto a profesores como a alumnos. Esa realidad será primeramente un texto, un relato, aunque luego puede ser una canción, un cuadro, una película u otra realidad con poder para cuestionarnos.

  • Iniciando una investigación en la que a partir de los supuestos previos que sitúan la reflexión, avanza hacia respuestas posibles que guardan la virtualidad de las preguntas planteadas sin agotarlas, en un proceso de constante autocorrección.


  • Elaborando colectivamente un diálogo filosófico capaz de examinar el origen de nuestras creencias, las consecuencias de nuestras afirmaciones, los fundamentos de nuestras evidencias, que busca aclarar nuestras opiniones así como abrirlas a las de los demás participantes en el seno de una comunidad de indagación.

  • Buscando desarrollar no solo un pensamiento crítico y creativo, sino cuidadoso, capaz de hacerse cargo de la realidad en la que se encuentra, con sus conflictos y contradicciones, colaborando en la construcción de sociedades democráticas en las que las relaciones de poder, siempre reversibles, no cristalicen en relaciones de dominación irreversibles.
Si quieres conocer materiales educativos orientados hacia ese fin y a personas implicadas en esa tarea, puedes hacerlo, por ejemplo, en  http://www.filosofiaparaninos.org/.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

"Las preguntas son caminos para una respuesta. Esta consistiría -en el caso de que alguna vez se accediera a ella- en una transformación del pensar, no en un enunciado sobre un contenido” Martin Heidegger

Anónimo dijo...

A patir de cierto punto no hay retorno posible. Ese es el punto al que hay que llegar.

F. Kafka