jueves, 8 de julio de 2010

¿En qué consiste viajar?

Hace unos días llegué a Bolivia, después de  13 horas de viaje y 10.000 km recorridos. Es una larga distancia, pero hoy me pregunto si en eso, simplemente, consiste viajar. Desde luego que no. Es cierto que viajar consiste en desplazarse desde el lugar cotidiano en el que vives a un lugar diferente. Pero es algo más: es un movimiento que afecta a aquel que viaja, impidiéndole seguir siendo el mismo que era. Viajar es un acontecimiento, algo que te sucede, te pasa, de modo que aquel que inició el viaje no es el mismo que regresa.
Pertrechado con tus maletas, tus costumbres, tus valores, tus ideas, inicias el camino. Pero en él algo te sucede. Una idea revela su falsedad, un hábito deja de ser útil, un valor se asoma a sus límites cuando descubres otras formas de vida. Asombro por la transformación. Sorpresa por la metamorfosis. Sin ella, podemos recorrer miles de kilómetros y sin embargo nada ha sucedido. Por eso ¿quién viaja de verdad? Sólo aquel que, al regresar, muestra en su rostro la huella de lo desconocido.

No hay comentarios: