miércoles, 25 de agosto de 2010

Viajero en tu propia tierra.

Es fácil sentirse viajero cuando sales de tu país y caminas por un lugar lejano. Pero el momento del regreso encierra una posibilidad nueva. ¿Te atreverás a seguir viajando en tu propia tierra? ¿Serás capaz de verla en lo que tiene de única, extraña y singular? Porque ella también guarda misterios y es tan extranjera como aquella tierra de la que regresas.

4 comentarios:

Gossip Girl dijo...

A mi me gusta visitar Madrid como si fuera una turista más. Es así una de las formas más fáciles de darse cuenta lo preciosa que es esta cuidad.

José dijo...

Turista en la propia tierra... de eso se trata.

pabloriver88 dijo...

Pero turista no es lo mismo que viajero, como aclaro Paul Bowles bajo el teclado de Jose Manuel :)en otra entrada: "El turista acepta su propia civilización sin cuestionarla y el viajero la compara con las otras y rechaza los aspectos que no le gustan".
Por ello es necesario ser viajero y no turista para no caer en una ceguera ante los errores de la cultura propia.

José dijo...

Bien.