sábado, 2 de abril de 2011

Para conseguir la felicidad.

Felicidad gatuna.
Hace algunas semanas estudiamos con los alumnos las éticas materiales:  aquellas que, según Kant, proponen un bien supremo para el ser humano como criterio de la bondad o maldad de su conducta. Nuestros actos serán buenos cuando nos acerquen a tal bien y malos cuando nos alejen de él. Las éticas materiales establecen un bien para el hombre (el placer, la felicidad) y proponen unas normas para alcanzarlo.

A continuación planteamos en clase una pregunta. Suponiendo que una ética material nos propone como bien supremo el dinero ¿qué mandamientos nos ayudarían a alcanzarlo? Los alumnos propusieron algunos como los siguientes: amarás al dinero sobre todas las cosas, amarás al dinero más que a tu padre y a tu madre, no usarás el nombre del euro en vano, codiciarás a la mujer del prójimo si es por dinero...

Y para la felicidad ¿que mandamientos podrían acercarnos a ella? Algunas respuestas fueron:
  • Amarás por encima de todas las cosas
  • Harás feliz a los demás como quieres que te hagan feliz a ti
  • Sonreirás y alegrarás al prójimo como a ti mismo
  • Te involucrarás en la felicidad de los otros.
  • No te acostaras sin haber reído.
  • No perderás el tiempo en lamentaciones.
  • Te querrás a ti mismo para querer a los demás.
  • No buscarás directamente la felicidad.
  • Vivirás y dejarás vivir.
  • Te esforzarás por llegar a tus metas.
Esperamos que alguno de ellos te sirva. Puedes añadir alguno más.

3 comentarios:

Cellophane dijo...

Te sentirás querido por ser quien eres.

Anónimo dijo...

Te dejarás querer.

Anónimo dijo...

No te dejarás vencer por la tristeza.