miércoles, 5 de octubre de 2011

La fisura.

I
Entre las palabras y las cosas,
el conocimiento y la realidad,
el ser y el pensamiento,
el hombre y el Dios,
entre uno y sí mismo,
entre tú y yo,
está la fisura.

II
"Sí, hay en algún lugar una falla, una rotura, una ruptura, una fragmentación, como dicen algunos; otros dicen: una fisura, un corte, una cesura, incluso una prohibición inicial. Esta separación distancia al pensamiento del ser (...). Circulan varias versiones de este desgarramiento. La versión optimista declara que permite a la vez la historia y la educación; esta doble actividad práctica ocuparía el hiato y se esforzaría por colmar el abismo, por salvar el puente entre el ser y el  código que lo descifra. (...) La versión pesimista declara que el abismo no puede ni colmarse ni salvarse".
H. Lefebvre

III
 Una versión más es la siguiente: la fisura puede habitarse y cultivarse. Podemos adentrarnos en ella, aventurarnos en ella, explorarla, colonizarla...

No hay comentarios: