viernes, 21 de octubre de 2011

Mapamundi y los cuatro elementos: el agua.


 No se dibujan mapas sino de lo desconocido. Puesto que vivir es encontrarse naciendo de y adentrándose en lo desconocido, iremos dibujando un mapa del territorio encontrado: un mapamundi. Recorreremos los cuatro elementos, aire, agua, tierra, fuego, con una cita que nos oriente sobre cada uno de ellos. Hoy: el agua



De noche, entre las olas, de cara al tiempo congelado,
sonaba el mar a hojas de otoño, pisoteadas por los pájaros.
Ceñía mis tobillos de diamantes.
Allí era el reino del vaivén, del ritmo,
de lo eterno acunado. El mar tampoco,
como si fuera de mi raza, se encadenaba al tiempo.
Sonaba en mis oídos el ruiseñor del agua de la fuente,
oía los rumores del mundo. Mi sangre era el mar mismo.
Me contagiaba de su movimiento.
Me enseñaban sus olas a no morir jamás.
Lo sin tiempo es la muerte. Y aquello, el ritmo,
el tiempo vivo, pero detenido; algo que no conoce
ni principio ni fin, que no parte ni llega.
Era el mar y la fuente junto al mar.
Y entre los dos estaba yo.
De La fuente de Carmen Amaya. José Hierro.

No hay comentarios: