lunes, 30 de mayo de 2011

Un suspiro en la tormenta.

Estoy corrigiendo cuadernos  de Secundaria. Reviso las actividades. Una de ellas plantea lo siguiente. Imagina que has vivido tu vida y ya han pasado todos los temores, las esperanzas, los sinsabores, las ilusiones, los miedos, las alegrías y las inquietudes que la llenaban. Ahora disfrutas de una paz serena y tranquila. Desde ese lugar vuelves la vista atrás y contemplas lo que ha sido tu vida. ¿Cómo le contarías a otra persona en unas pocas líneas lo que ella fue? ¿Qué te gustaría que supiera de ti?

Voy leyendo las respuestas, algunas serias, otras divertidas. Uno fue un hombre serio y trabajador, amante de su familia, con una gran casa y un buen coche. Otro fue un periodista siempre atento a los conflictos sociales en cualquier lugar del mundo. Otra fue una persona anónima que se portó bien con los demás. Uno intento ser alguien honrado pero acabó siendo atracador de bancos, por lo que pide disculpas. Otro ganó montañas de dinero y nunca le faltó de nada.

Y cuando estoy a punto de acabar de leer los ejercicios...

... me encuentro con el cuaderno de una alumna...
...que contesta de forma breve y sencilla:




"Yo fui un suspiro en la tormenta de la Historia".



miércoles, 25 de mayo de 2011

Marcos históricos, socioculturales y filosóficos.

En la página de materiales encontrarás un archivo con los marcos históricos, socioculturales y filosóficos de los autores estudiados en la asignatura de Historia de la Filosofía en Bachillerato, con Wittgenstein incluído y dos retoques mínimos en Platón y Aristóteles. Si vas a la P.A.U., mucha suerte y ánimo.

domingo, 22 de mayo de 2011

¿Qué dice la gente en las plazas?

Tal vez has visto imágenes de las manifestaciones que ocupan en estos días muchas plazas de nuestro país, o quizás te has paseado por ellas para conocer de que tratan. Pero ¿sabes lo que dicen, de qué se discute, de qué se habla? En este programa de radio puedes escucharlo " en primera persona":


jueves, 19 de mayo de 2011

Pensar en la calle hoy.

¿Por qué salir a la calle y atreverse a pensar por sí mismo junto con otros? ¿Por qué atreverse a vivir afrontando incertidumbres -pues vida es lo aún no escrito- en vez de conformarnos con sustitutos de la vida ya planificados, seguros y conocidos? ¿Por qué expresar el descontento y no más bien adormecerlo con los medios (innumerables y sofisticados) que nos ofrece la sociedad de consumo? ¿Por qué seguir preguntándonos en vez de conformarnos con repetir sólidas respuestas recibidas? ¿Por qué seguir dando batalla si otros antes que nosotros las perdieron?
Escucha las respuestas de José Luis Sampedro. No para asumirlas sin reflexión (o para criticarlas sin ella), sino para pensar-actuar en su compañía.
 

martes, 17 de mayo de 2011

Justin Biever y el cambio social.

Puerta del Sol.
El 15 de Mayo decenas de personas se han reunido en varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, para expresar la necesidad de un cambio social. La convocatoria no nace de un partido político, sino de las redes sociales. La gente reclamó que los poderes públicos respetasen derechos básicos como la vivienda, el trabajo, la cultura, la salud, la educación, la participación política, el libre desarrollo personal y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz. Algunos de ellos en Madrid decidieron acampar en la puerta del Sol hasta la celebración de las elecciones municipales pero fueron desalojados en la madrugada del dia siguiente. Según el Consistorio se había vulnerado la ordenanza municipal que impide la ocupación de la vía pública.

En twitter @acampadasol deja el siguiente mensaje:

"Disculpen, sólo se permiten acampadas en ciudad para ver a Justin Bieber, desalojen", dijeron los policías a los manifestantes.

Esta frase nos parece gloriosa. No podemos comprobar si es cierta o no, pero desde luego "se non è vero, è ben trovato". Que magnífico comienzo para una reflexión sobre nuestra sociedad.

 [Sin embargo la acampada vuelve a organizarse al día siguiente y pretende llegar hasta las elecciones...].

lunes, 9 de mayo de 2011

Símbolos del devenir.

Una realidad deviene cuando es capaz de ser ella misma distinguiéndose de sí,  cuando "soporta" diferenciarse de sí misma, despedirse de lo que fue y hacerse otra para, en ese desgarro, en ese lanzarse más allá de sí, recrearse. Una realidad deviene cuando se hace capaz de tener un destino distinto del "suyo" porque es fecunda y fértil:  en obras, hijos, palabras, efectos. Una realidad se muestra capaz de devenir cuando se desborda en otra distinta haciendo de esa diferenciación su propia identidad (o mejor, su mismidad). Lo real deviene porque "da de sí".

Siendo el devenir lo propio de la realidad, el ser humano intensifica ese carácter elevándolo a palabra y a obra. Y crea obras en las que simboliza su propia condición, sus avatares, sus negaciones, sus caídas y sus victorias. Del tiempo y del devenir hablan los mejores símbolos. Por esa razón buscamos símbolos del devenir.

El devenir puede ser negado. Podemos negar ese poder por el cual de nosotros nace otro ser en el que se reitera nuesta vida en tanto que otra, siempre distinta de sí. Un símbolo de esa negación del devenir, del poder de la fecundidad, se encuentra en ese cuadro terrible de Goya en el que Saturno, es decir, el tiempo cuando es incapaz de dejar que el futuro nazca de sí, devora a uno de sus hijos. El cuadro de Goya "Saturno devorando a un hijo" es un símbolo del devenir en cuanto negado:

"Saturno devorando a un hijo". Goya
El devenir es un acontecimiento padecido. La renovación de un ser singular en su distinguirse de sí conlleva una violencia originaria, un efecto de arrastre que disloca, distorsiona, descuartiza y desgarra lo real en su división fecunda y afirmativa.  De los muchos cuadros de Bacon que exponen esa dimensión del devenir señalamos su interpretación de una obra de Velázquez, el retrato del Papa Inocencio X. Ésta es la obra de Velázquez:

"Retrato del Papa Inocencio X". Velázquez.
Ésta es la interpretación realizada por Bacon en la que encontramos simbolizado el devenir en cuanto padecido:

"Retrato de Inocencio X". Bacon.
El devenir puede ser afirmado. Puede decirse a ese movimiento singular en el cual lo real expresa su poder más propio como fecundidad, dejando que de uno nazca un futuro irreductible a cualquier previsión porque le pertenece un tiempo que no será el de su progenitor. Lo real puede afirmar su devenir cuando da a nacer y, a la vez, se deja nacer por otro. Así responde con serenidad al cortejo de seres oscuros que a veces lo rodea, como sucede en el siguiente cuadro de Gustav Klimt. El cuadro de Klimt titulado "Esperanza I" es un símbolo del devenir en cuanto afirmado.


"Esperanza I", Gustav Klimt.
Éstos son algunos símbolos del devenir: en cuanto negado, padecido, afirmado. Todos ellos son símbolos porque se hallan separados de su significado por una fisura, un espacio que nos llama para que lo recorramos, elaborando interpretaciones que lo pueblen de sugerencias y vislumbres de sentido. Por esa razón, además de lo insinuado aquí, tienen mucho más que decirnos.

martes, 3 de mayo de 2011

Un mundo más seguro.

Los medios de comunicación repiten una y otra vez una idea expuesta por diversos gobernantes con motivo de la muerte de Bin Laden: hoy hemos despertado en un mundo más seguro. Escucho a un periodista decir que nuestra seguridad depende de que ahí fuera ciertas personas hagan lo que tienen que hacer y se felicita por la noticia. La seguridad se ha convertido en el Fin, la Meta, el Objetivo. Pero ¿es claro el significado de la palabra "seguridad"? ¿Ese fin justifica cualquier medio? ¿Es una ingenuidad decir "no"?

Hoy no puedo dejar de recordar este texto. Dice así:

"Una de las cosas más extrañas es que todos los genios militares del mundo hayan hablado de paz. Los conquistadores del pasado, que mataban para imponer la paz -por ejemplo, Alejandro, Julio César, Carlomagno y Napoleón-, coinciden en la búsqueda de un orden universal basado en la paz (...) en la actualidad, los hombres que gobiernan nuestro mundo se pasan el tiempo hablando de la paz. ¿Dónde reside, pues, el problema? Estos gobernantes nos hablan de la paz como si se tratase de un objetivo muy lejano, de un fin que estamos buscando. Pero algún día nos daremos cuenta de que la paz no puede ser simplemente un objetivo distante, sino que es el medio con cuya utilización llegaremos a aquel objetivo. Para alcanzar un fin pacífico, debemos emplear medios pacíficos. Y con estas palabras, como análisis final, pretendo decir que el fin y los medios deben estar en estrecha correspondencia, pues el fin está ya contenido en los medios, y finalmente, unos medios destructivos nunca podrán llevarnos hacia un fin constructivo" (subrayado mío).

Te invito a un ejercicio. Cambia la palabra "paz" por la palabra "seguridad" y vuelve a leer el texto. ¿No sigue hablándonos de nuestro presente? Y piensa en las consecuencias de que los fines estén ya contenidos en los medios. ¿Es este texto el testimonio de un error? ¿No entiende la naturaleza violenta de la realidad? ¿O nos enseña un camino que rompe el círculo vicioso de su violencia sin fin?
 
Rompamos ese círculo vicioso. Dejemos de lado los caminos que reproducen el horror que pretenden combatir. No participemos en falsas soluciones. Busquemos respuestas que conviertan nuestras vidas en círculos virtuosos. Leamos textos como éstos y dejemos que hagan su tarea en nosotros...
 
El autor es Martin Luther King.