jueves, 30 de junio de 2011

García Calvo y el nacer

Un encuentro afortunado nos lleva hasta estos textos de Agustín García Calvo que, si nos interesan, no es por saber la opinión del autor sobre los temas que tratan, sino por ser su escritura ocasión para volver a plantear los temas mismos.  Tomados así, leemos el texto titulado "Nacer" para lo que nos pueda servir, cosa que nunca se sabe del todo... :


"¿Cuántas veces habrá tenido Vd. que escribir en documentos la fecha de su nacimiento, el día al menos para la Administración, y si, para completar la broma, se mete Vd. en horóscopos y cálculos astrales, hasta la hora y el minuto? Pero, hombre, ¿cómo puede vd. creer semejante cosa? ¿Qué pruebas tiene Vd. del caso? No le va a dejar muy tranquilo el testimonio de los mayores, con la mala memoria, intenciones y fantasías de que están cargados; pero Vd. mismo, lo peor: ¿cómo va uno a haber nacido en tal fecha, cuando es tan claro que en aquel entonces uno no estaba?

¿Se lo toma Vd. como un convenio necesario, una falsificación venial? No sabe lo que están haciendo con usted: al Estado, la Banca, el Seguro, que consisten en administración de futuro, o séase de muerte, les hace falta, sí, saber desde cuándo tienen que contar con usted, porque, ya que se le ha fijado un fin (en fecha cierta o probabilísticamente calculable), el fin, amigo, requiere su principio; pero a usted…vamos, no digo su persona jurídica, sino lo que quede de Vd. por bajo de ella, a tí no te hace falta para nada saber cuándo has nacido: por el contrario, eso te mete preso, te condena y te ejecuta.

Tú, de veras, no has nacido nunca: lo que salió al aire del seno de tu madre, por más que acaso de meses atrás le buscaran un Nombre Propio para que no se les escapara, eso no eras tú, y todavía estuvo resistiéndose año y medio o más a que lo hicieran ser Usted: a Vd. lo costituyeron cuando, por esos meses y ya en el idioma de su tribu, le comunicaron “Has de morir”, le crearon un porvenir. Y ya entiendes cómo luego esa noticia hubo de venir, hacia atrás, a clavarte en el registro y en la fecha de tu nacimiento.

Pero no hagas tanto caso de ese manejo, hombre: se trata nada más que del Tiempo, ése en que te hacen creer, en que quieren encerrarte, el del reloj y el calendario, que es el que el Poder, su Orden ideal y sus negocios, necesita: tanto, que ya toma la Ciencia a su servicio y hace con el mundo lo mismo que contigo: como tiene un fin, ya que tiene un futuro, tiene que tener también un principio y hasta matemáticamente fijado, Génesis, Big-Bang y hasta el Origen del Tiempo, ¡madre mía!, y demás fantasías que te han venido contando a lo largo de los siglos.

Pero eso a tí no te toca: tú no has nacido nunca ni vas a morirte un día, porque te estás muriendo y a la vez naciendo, conmigo, ahora, y sin darte cuenta".

viernes, 24 de junio de 2011

Recuerdo de José Hierro y sentido de su poesía.

José Hierro y el mar
Fue en un programa literario conducido por Sánchez Dragó. El recuerdo es borroso y lejano. El presentador  pregunta a José Hierro por el sentido de su poesía y él le contesta:

-Como es bien sabido -dice el poeta- todos somos inmortales. El problema es que esa inmortalidad es algo parecido a recibir la herencia de un tio rico en Australia: no puedes disfrutarla. Por esa razón nuestra vida se asemeja al viaje de un conductor lanzado en su coche cada vez más rápido hacia un muro. Mientras avanza, y antes del choque, observa en el retrovisor el camino recorrido y cómo se aleja. De esa mirada proviene el sentido de mi poesía.

El recuerdo de aquella breve charla nos trae una averiguación. La poesía de José Hierro nace de una experiencia singular: saberse eterno, vivirse mortal.

http://amediavoz.com/hierro.htm
http://antologiapoeticamultimedia.blogspot.com/


domingo, 19 de junio de 2011

Democracia y legitimación

Un régimen político es un cierto modo de organizar la diferencia entre gobernantes y gobernados desde el momento en que se hace irreversible en el cuerpo social. Entre nosotros, esa diferencia se legitima, es decir, se explica, razona y justifica acudiendo a la palabra "democracia". Pero ¿qué significa en ese uso legitimador la palabra "democracia"? ¿Protección, desarrollo, elección, participación? Y  dada la variedad de significados ¿puede haber conflicto entre el concepto que usa un régimen político democrático para legitimarse y su realidad efectiva? Durante estos dias varias manifestaciones que ocupan las calles de nuestro país piden más democracia en el siguiente sentido: más participación ciudadana, más transparencia, más persecución de la corrupción, listas abiertas, mayor separación de poderes, una economía al servicio de las personas, etc. Nos preguntamos si esas reclamaciones no buscan sino mayor coherencia entre un régimen político y su discurso legitimador.
Algunas lecturas para profundizar en el tema: "El mercado y la globalización" de José Luis Sampedro, "La tarea del héroe" de Savater, "Problemas de legitimación en el capitalismo tardío" de Habermas y "Contradicciones en el Estado del Bienestar" de Offe.

viernes, 17 de junio de 2011

Violencia y 15 M

En estos días muchos medios de comunicación señalan la "deriva" violenta del movimiento de los indignados del 15 M. Estos hechos no son simples en su sentido, sino complejos. Esa complejidad debe alejarnos de juicios inmediatos y sumarísimos. Un profesor amigo nos manda un video señalando que "nos recuerda algunas cosas importantes: los límites de las posibles acciones, la infiltración de personas en los movimientos alternativos para alterar su funcionamiento, la novedad de los medios de comunicación y contrainformación... ". En absoluto puede servir para justificar actos injustificables. Lo añadimos a las demás informaciones que van apareciendo sobre el tema como materia para la reflexión.

martes, 14 de junio de 2011

Modelos de democracia y 15-M

Al finalizar el curso hemos estudiado con los alumnos un tema de actualidad debido al movimiento 15-M: los modelos de democracia. Son los siguientes:

Democracia como protección. La democracia es un mecanismo de control sobre los gobernantes para proteger la libertad de los ciudadanos en una sociedad de mercado. La libertad se asegura por la separación de poderes y por un sistema representativo para la elección de los gobernantes. El Estado ha de limitarse a funciones de arbitraje (James Madison, Jeremy Bentham, James Mill).

Democracia como desarrollo. La democracia es condición necesaria para el desarrollo social y moral del individuo. El individuo no es solo consumidor y productor, sino un ser que ejerce y desarrolla sus capacidades. Esto sólo es posible en un marco social y político que lo permite. La participación democratica fomenta el caracter autolegislador del ser humano (John Stuart Mill, Rousseau).

Democracia elitista. La democracia es un mecanismo para aceptar o rechazar a la élite política más cualificada para ejercer las tareas de gobierno. Estas élites adquieren el poder de decidir mediante una lucha competitiva por el voto. No se trata de que gobiernen los ciudadanos, sino de que legitimen el derecho a gobernar de los expertos (Max Weber, Joseph Schumpeter).

Democracia participativa. Se afirma la relación entre la dignidad y la autonomía del ser humano con la posibilidad de participar de forma activa en las decisiones que le afectan. En consecuencia, este modelo no propone eliminar intituciones representativas como las elecciones o los partidos políticos, sino una profundización de la democracia, es decir, una mayor participación ciudadana en todas las esferas de la vida social (Benjamin Barber, Carol Pateman).

Preguntamos a los alumnos lo siguiente:
  • ¿Con qué modelos relacionas nuestra democracia? Señala qué aspectos de cada modelo se encuentran en la democracia española actual.
  • ¿Con qué modelo relacionas el 15-M?
  • Valora el modelo de democracia en el que vives.

Los alumnos encontraron que nuestra democracia no responde sólo a uno de los cuatro modelos,  sino a varios, pero indicaron que el más cercano a nuestra realidad era la democracia elitista. Respecto al 15-M lo relacionaron claramente con la democracia participativa. La valoración de nuestra democracia fue muy diversa. Desde la indiferencia o el no saber responder por no tener con qué comparar, pasando por la critica negativa que solo ve defectos, hasta la afirmación de que es algo valioso pero manifiestamente mejorable.

    Y terminamos hablando sobre el 15-M. ¿Cuál será su futuro? ¿Desaparecerá? ¿Se transformará?  Unos pensaban que llegó a su fin. Otros, los menos, que seguirá en forma de asambleas. Algunos piensan que aunque desaparezca, no han desaparecido los motivos de sus protestas. En ese momento alguien pide la palabra y nos recuerda lo que podemos leer en uno de los últimos carteles que han quedado en la puerta del Sol: "sabemos el camino de vuelta"...

      jueves, 9 de junio de 2011

      La ola

      ¿Los regímenes totalitarios son cosa del pasado? ¿Quedaron para siempre  en el siglo XX? ¿Cuál fue su atractivo para que tantos los apoyaran? Tal vez estuvo relacionado con esto: desde la fragilidad, sentirse formar parte de algo mayor que uno mismo, sentir que uno, como individuo separado del resto de los seres, sin embargo pertenece a algo vivo, pleno, poderoso, capaz de dar sentido a lo que se propone, capaz de lograr sus objetivos. Sentirse formar parte, pertenecer y ser uno con algo verdaderamente real. Experimentar que todas las dudas, las inquietudes, las debilidades, las limitaciones, desaparecen porque uno es parte de algo mayor que uno mismo y que comparte contigo su poder. Pero ¿a qué precio?

      Esta experiencia goza hoy de un atractivo fascinador. Ese atractivo no queda reducido al pasado. No pertenece a una época pretérita en la que Europa se vio fascinada por los totalitarismos. Es un constitutivo de la experiencia que podemos hacer de nosotros mismos. Fascinación por el poder, por lo absoluto, por la realización sin fisuras de los deseos, por elevarse sobre los propios límites y saborear la omnipotencia. Escapar de la condición finita impulsados por el miedo a la libertad y así huir de la vida y su recreación. Como el canto de las sirenas, el canto de lo infinito resuena siempre en nuestros oidos y puede aparecer en cualquier dimensión de nuestra vida.

      La película "La ola", dirigida en 2008 por Dennis Gansel, muestra el atractivo que ese deseo posee hoy en un grupo de alumnos de instituto, pero también en su profesor, y nos cuenta hacia dónde puede conducirnos  y cómo van respondiendo a él diversos personajes. La tentación del absoluto es humana, demasiado humana. Tal vez nuestra humanidad se juega ahí, en la respuesta que somos capaces de dar a esa solicitud. Porque estrellarse entre las rocas al pie de las sirenas parece  poseer un indudable atractivo. Sin embargo afirmar ese deseo  tiene como resultado la aparición de lo inhumano, una posibilidad reservada sólo a los seres humanos. Esta posibilidad consiste en convertir lo real en un infierno, es decir, en un espacio sin horizontes ni diferencias en el que lo otro es aniquilado. Soportar su solicitud, equilibrar ese desvarío y cultivar el lugar en el que vivimos más allá de todo sueño de omnipotencia tiene como resultado la aparición de lo humano. ¿Seremos capaces de llegar a ser los seres humanos que sin embargo ya somos?

      lunes, 6 de junio de 2011

      Discurso de Fray Antonio de Montesinos.

      En 1510 Antonio de Montesinos parte con otros misioneros dominicos al Nuevo Mundo, arribando a la Isla La Española en el mes de Septiembre. Allí descubren el trato que los indios reciben de los encomenderos, esclavizados y utilizados como mano de obra para la explotación de los campos y las minas. Después de deliberarlo en comunidad, deciden hacer denuncia pública de tal situación siendo Montesinos su portavoz. 
      Es el 4º domingo de adviento (21 de diciembre de 1511). Asisten a la misa todas las autoridades: el Virrey, Diego Colón, los oficiales del rey y todas las familias importantes. Sube a púlpito fray Antonio de Montesinos. Tomando como lema de su sermón la frase "Yo soy la voz que clama en el desierto" (Lc 3, 4), proclama: “Yo soy esa voz de Cristo en el desierto de esta isla”. Y continúa así:

      [Fragmento] "Esta voz, dijo él, que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid, ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca oídos, habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir, los matáis, por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y qué cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Estos, no son hombres? ¿No tienen almas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan letárgico dormidos? Tened por cierto, que en el estado [en] que estáis no os podéis más salvar que los moros o turcos que carecen y no quieren la fe de Jesucristo".
                                       Fray Bartolomé de las Casas, Historia de las Indias.

      Para saber más:
      http://jubileo.dominicos.org/2010/guion-reflexion-sermon-de-montesinos

      Con nuestros alumnos nos hemos preguntado si este texto tiene algún lugar en el presente. ¿Hay razones para clamar hoy?