martes, 24 de abril de 2012

Crisis, responsabilidad y justicia.

Enseñamos a nuestros alumnos de Bachillerato que la acción humana es una acción responsable. Una acción responsable es aquella que 1) puede elegir entre posibilidades, 2) dispone de buenas razones que justifiquen la elección y 3) asume las consecuecias de la acción.

Pues bien, la crisis económica actual no es un acontecimiento natural, semejante a un terremoto o un tsunami, sino que, en su evidente complejidad, depende en gran medida de acciones llevadas a cabo por personas e instituciones concretas que sabían de sus posibles consecuencias.

Cuando las consecuencias de la crisis económica están afectando a la mayoría de los ciudadanos de muchos países, es razonable que las cargas de ese desastre se repartan teniendo en cuenta, entre otros factores, la responsabilidad en ella, de modo que a mayor grado de responsabilidad, mayor carga de recortes. De lo contrario, unos pagan las consecuencias de las decisiones tomadas por otros.

Con este criterio elemental de justicia, observemos la realidad a nuestro alrededor. Enseguida podremos  advertir como ciertas decisiones en la gestión de la crisis se muestran como justas y otras como manifiestamente injustas. Aplaudamos y colaboremos con las primeras. Respecto a las segundas, busquemos iniciativas sociales que nos permitan modificarlas como ciudadanos, es decir, participando en los asuntos que nos afectan.

No hay comentarios: