domingo, 3 de junio de 2012

La fotocopiadora y el final.

Cada vez que voy a la secretaría para utilizar la fotocopiadora me encuentro con un pequeño cartel en el que se puede leer la siguiente frase:
Si al final todo sale mal... es que no es el final.
Buscaré a quien puso el cartel para agradecerle el gesto y regalarle estos versos de García Calvo que dicen:
Pero no cejes; porque no se sabe
cuándo pierde el amor, dónde la tierra
volteando camina, ni qué encierra
mensaje del que nadie tiene clave.

Pues el Libro Mayor (y eso es lo grave)
del Debe y el Haber nunca se cierra,
y acaso acierte el que con tino yerra;
ni es nada el mundo hasta que el mundo acabe.

No hay comentarios: