sábado, 8 de febrero de 2014

Educar para Gabriel Celaya

Gabriel Celaya
Educar es lo mismo
que poner un motor a una barca
hay que medir, pesar, equilibrar...
... y poner todo en marcha.

Pero para eso,
uno tiene que llevar en el alma
un poco de marino, un poco de pirata...
un poco de poeta...
y un kilo y medio de paciencia concentrada.

Pero es consolador soñar mientras uno trabaja,
que esa barca, ese niño,
irá muy lejos por el agua.

Soñar que ese navío
llevará nuestra carga de palabras
hacia pueblos distantes, hacia islas lejanas.
Soñar que cuando un día
esté durmiendo nuestra propia barca,
en barcos nuevos seguirá nuestra bandera enarbolada.

                                       Gabriel Celaya.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Hola José, soy un seguidor anónimo, de vez en cuando entro en tu blog pues me parecen muy interesantes algunas de tus entradas.
Aprovecho para compartir algo, no sé si este es el lugar correcto...
Encontré una disertación muy interesante sobre la felicidad y los conocimientos y de qué manera se relacionan ambos conceptos.

Te dejo aquí un link de dropbox, es un sitio seguro para compartir documentos.

https://www.dropbox.com/s/ig7g3tqyba6dawt/Felicidad%20y%20conocimiento2011.zip

Sigue asi con el blog
Un saludo, Manuel.

José dijo...

Gracias por tu comentario y por dejar el enlace al documento que compartes sobre la felicidad y el conocimiento. Muy interesante y da que pensar... ¿Es tuyo? Un saludo.

Anónimo dijo...

No, lo encontre navegando, si doy con alguno más te lo haré saber.
saludos