martes, 13 de enero de 2015

Ejercicio sobre un texto de Descartes (PAU)

“Para poder suprimir del todo la razón de dudar, debo examinar si hay Dios, tan pronto como encuentre ocasión; y si encuentro que lo hay, he de examinar también si puede ser engañador (…). Bajo el nombre de Dios entiendo una sustancia infinita, eterna, inmutable, por la cual yo mismo y todas las demás cosas existen-si es que existen algunas- han sido creadas y producidas. Ahora bien: tan grandes y eminentes son esas ventajas que (…) menos me convenzo de que la idea que de ellas tengo pueda tomar su origen en mí; y por consiguiente hay que concluir que Dios existe; pues si bien hay en mi la idea de sustancia, siendo yo una, no podría haber en mí la idea de una sustancia infinita siendo yo un ser finito, de no haber sido puesta en mí por una sustancia infinita”.

          Descartes. Meditaciones Metafísicas.

En este texto su autor reflexiona sobre el problema de la existencia de Dios.


Exponer las ideas fundamentales del texto y la relación que hay entre ellas.

1 comentario:

José dijo...

En este texto Descartes expone las siguientes ideas.

1) Es necesario examinar si hay Dios y si éste es bondadoso y no engañador para así poder abandonar cualquier razón que nos mantenga en el camino de la duda.
2) Por Dios entiende el autor una sustancia infinita, eterna, inmutable, y creadora de uno mismo y del resto de las cosas que existen, si es que las hay.
3) La idea de Dios así definida posee características tales que no ha podido tener origen en él, es decir, no ha podido ser creada por Descartes porque él es una sustancia finita.
4) Concluye Descartes afirmando la existencia de Dios porqué sólo una sustancia infinita puede ser el origen de la idea de lo infinito, presente en el propio pensamiento.



La relación entre estas ideas es la siguiente. En el texto se exponen una serie de premisas que argumentan a favor de una conclusión: la afirmación de la existencia de Dios para así suprimir toda duda (1ª idea) . Estas premisas son la definición de Dios como sustancia infinita (2ª idea) y la imposibilidad de que el sujeto la haya creado por sí mismo, debido a su finitud (3ª idea), llevando a la afirmación de la existencia de Dios (4ª idea) conclusión del texto debida a que sólo una sustancia infinita puede ser el origen de su idea en mí.