sábado, 24 de octubre de 2015

La différance. El lenguaje. La experiencia. Derrida

Derrida
"DIFFÉRANCE, término francés acuñado por Derrida en De la grammatologie (1967), obra en la que se define como «un concepto económico que designa la producción de diferencia». Différance es un término polisémico, pero su función principal es hacer referencia a la condición principal del funcionamiento de todo lenguaje y pensamiento: la diferencia, la diferenciación de un signo respecto de los restantes que permite distinguir unas cosas de otras. El diferir es el proceso por el cual los signos hacen referencia a los restantes produciendo así la autorreferencia que es esencial para el lenguaje, sin llegar nunca a capturar el ser o la presencia que es la entidad trascendente a la cual se encamina. Sin los conceptos o idealizaciones generados por la iteración de los signos, nunca podríamos identificar un perro como un perro, ni podríamos tampoco percibir un perro (o cualquier otra cosa) como lo que es. La percepción presupone el lenguaje, el cual, a su vez, presupone la idealización generada por la repetición de los signos. Por tanto, es imposible encontrar un origen perceptual del lenguaje. El lenguaje depende de una «repetición original», un oxímoron deliberado que Derrida emplea como indicio de la imposibilidad de concebir un origen del lenguaje desde dentro de la propia estructura lingüística en la que nos encontramos. La différance es la condición para el lenguaje y el lenguaje es la condición para la experiencia: cualquier significado que podamos encontrar en el mundo debe ser atribuido a la función diferenciadora de los significantes".

Diccionario Akal de Filosofía.