viernes, 12 de febrero de 2016

Diario de clase: una falacia sobre responsabilidad política y responsabilidad penal.

Estudiando diversos tipos de falacias en 1º de bachillerato, un grupo de alumnos presenta la siguiente falacia por ambigüedad:

El político X, imputado en un importante caso de corrupción,  no debe asumir ninguna responsabilidad hasta que un tribunal pruebe los hechos de los que se le acusa.

¿Por qué nos encontramos aquí con una falacia? ¿No es justificada la presunción de inocencia hasta que se demuestre lo contrario?

Se trata de una falacia porque identifica dos conceptos de responsabilidad que es necesario distinguir (de ahí la ambigüedad). El argumento confunde responsabilidad penal y responsabilidad política, siendo diferentes entre sí.

La responsabilidad penal presupone la inocencia hasta que se demuestra la culpabilidad, mientras que la responsabilidad política, basada en la confianza de los ciudadanos, es compatible con la inocencia. No hay falacia de ambigüedad al exigir responsabilidades políticas por no haber respondido adecuadamente a la confianza ciudadana aunque no se haya probado hasta el momento delito alguno.

El interés de esta falacia es obvio en el momento actual. Los alumnos han realizado un buen ejercicio.

No hay comentarios: