martes, 16 de septiembre de 2008

Una historia sobre el perro Becerrillo

El más famoso de los perros usados en la conquista española de las Indias fue el llamado Becerrillo. Cuenta Gonzalo Fernández de Oviedo que era de color bermejo, mediano y no alindado, pero:

de gran entendimiento y denuedo porque entre doscientos indios sacaba uno que fuese huido de los cristianos y le asía por un brazo y le constreñia a venirse con él y lo traía al real y si ponía resistencia lo hacía pedazos. Y a medianoche si se escapaba un preso, aunque fuese a una legua, diciendo “ido es el indio” o “búscalo”, daba en el rastro y lo traía.

Sigue relatando Oviedo que:

la noche de la batalla del cacique Mabodomoca acordó el capitán Diego de Salazar echar al perro una india vieja de las prisioneras que allí se habían tomado y le dijo el capitán: “anda, ve, lleva esta carta al gobernador, que está en Aymaco”, y decíale esto para que así como la vieja partiese y saliese de entre la gente, soltasen el perro tras ella. (...) y ella iba muy alegre, porque pensaba que por llevar la carta, la libertaban, mas, soltado el perro, luego la alcanzó, y como la mujer le vio ir tan denodado para ella, se sentó en tierra y en su lengua comenzó a hablar, y le decía: “perro, señor perro, yo voy a llevar esta carta al señor gobernador” y le mostraba la carta y le decía “no me hagas mal, perro señor”. Y de hecho, el perro se paró cuando la oyó hablar, y muy manso se llegó a ella y alzó una pierna y la meó, como los perros suelen hacer en una esquina cuando quieren orinar, sin hacerle ningún mal. Lo cual los cristianos tuvieron por cosa de misterio, según el perro era fiero y denodado, y así el capitán, vista la clemencia que el perro había usado, mandole atar y llamaron a la pobre india y tornose para los cristianos espantada pensando que la habían enviado a llamar con el perro, y temblando de miedo se sentó. En un poco llegó el gobernador Juan Ponce; y sabido el caso, no quiso ser menos piadoso con la india de lo que había sido el perro, y mandola dejar libremente y que se fuese donde quisiese , y así lo hizo.

Adaptado de “Esas Indias equivocadas y malditas”, Rafael Sánchez Ferlosio. Ed Destino.
Iniciamos con esto una selección de textos sobre el tema del multiculturalismo

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Ese texto de multiculturalismo poco, la verdad.

Anónimo dijo...

EL multiculturalismo es un hecho: el de que en un espacio social conviven culturas diferentes. Nadie ha dicho que esa convivencia sea pacífica y tolerante. Eso lo afirma el interculturalismo, que es distinto.

Anónimo dijo...

Hablemos pues de las masacres en México.

José dijo...

pues adelante.

Anónimo dijo...

hay tantos ejemplos tambien positivos de multiculturalismo, muchisimos

José dijo...

Si me dices dónde encontrar textos que hablen de ellos, tanto de los positivos como de los negativos, los pongo en la página.