viernes, 23 de mayo de 2014

Diario de clase: democracia

En estas últimas semanas de curso nos hemos preguntado cuál es el mejor modo de organización política. La inmensa mayoría de los alumnos han respondido: la democracia. Muy bien pero ¿de qué tipo? Vamos a descubrir que no hay un único modo de entender la democracia, sino varios. Al menos cuatro:

Democracia como protección. La democracia es un mecanismo de control sobre los gobernantes para proteger la libertad de los ciudadanos en una sociedad de mercado. La libertad se asegura por la separación de poderes y por un sistema representativo para la elección de los gobernantes. El Estado ha de limitarse a funciones de arbitraje (James Madison, Jeremy Bentham, James Mill).

Democracia como desarrollo. La democracia es condición necesaria para el desarrollo social y moral del individuo. El individuo no es solo consumidor y productor, sino un ser que ejerce y desarrolla sus capacidades. Esto sólo es posible en un marco social y político que lo permite. La participación democratica fomenta el caracter autolegislador del ser humano (John Stuart Mill, Rousseau).

Democracia elitista. La democracia es un mecanismo para aceptar o rechazar a la élite política más cualificada para ejercer las tareas de gobierno. Estas élites adquieren el poder de decidir mediante una lucha competitiva por el voto. No se trata de que gobiernen los ciudadanos, sino de que legitimen el derecho a gobernar de los expertos (Max Weber, Joseph Schumpeter).

Democracia participativa. Se afirma la relación entre la dignidad y la autonomía del ser humano con la posibilidad de participar de forma activa en las decisiones que le afectan. En consecuencia, este modelo no propone eliminar instituciones representativas como las elecciones o los partidos políticos, sino una profundización de la democracia, es decir, una mayor participación ciudadana en todas las esferas de la vida social (Benjamin Barber, Carol Pateman).

Si hay al menos cuatro modelos de democracia, podemos preguntarnos 1) ¿a qué modelo corresponde la democracia en la que vivimos?; 2) ¿a qué modelo debería corresponder? Con estas preguntas sobre nuestro presente iremos poniendo punto final al curso...

No hay comentarios: