lunes, 12 de mayo de 2014

Diario de clase: la mejor forma de organización social

Durante las últimas clases en 1º hemos estado preguntándonos cuál es la mejor forma de organización social. Antes de dar una respuesta tópica a esta pregunta conviene aclarar qué criterios podemos utlizar para valorarlas. Te proponemos los siguientes:

-Criterio social. Esa forma de organización ¿desarrolla la capacidad de participación de los ciudadanos en los asuntos que les afectan o más bien su obediencia y servidumbre?

-Criterio económico. Esa forma de organización ¿subordina al ser humano a las necesidades de la economía productiva y las finanzas o más bien las pone a su servicio?

-Criterio ecológico. Esa forma de organización ¿trata al medio ambiente como materia prima, mercancía y espacio en el que despositar los residuos del proceso productivo o como una realidad de la que formamos parte y en la que nos movemos, vivimos y somos?


Teniendo en cuenta estos tres criterios también podemos hacernos la siguiente pregunta: ¿hacia dónde se dirige nuestra sociedad?

6 comentarios:

Beatriz dijo...

Yo pienso que nuestra sociedad hoy en día se dirige hacia el criterio económico debido a que actualmente todo lo que hacemos lo hacemos pensando en la economía aunque cada vez hay más gente que intenta regirse por su ideología o por la ecología porque hoy en día se ven bastantes personas que luchan por el planeta. Pero sigo afirmando que mayoritariamente encontramos a más personas que piensan en la economía y a raíz de eso ya actúan.
Beatriz Vindel 1bto D n36

José dijo...

¿Y tú? ¿Cómo los organizarías?

Daniel Villa Manso 1ºD dijo...

Nuestra sociedad se dirige hacia una perdida del valor humano.Actualmente el sistema educativo esta orientado al mercado.En muchas ocasiones amamos mas a objetos innecesarios para nuestra vida, que a los que viven en nuestro alrededor.Nos cuesta mas ponernos en la piel del prójimo y somos mas egoístas.Cada día destruimos mas y mas nuestro planeta por bienes económicos.Nos hemos vuelto una sociedad apolítica e inculta(por lo cual servidumbre)
Pero estamos a tiempo para cambiar y evoluciona.Recoger los valores perdidos y salvar este planeta.

Anónimo dijo...

Alvaro Ortega 1º Bachiller D.
Para mi la mejor forma de organización seria una democracia, pero una democracia autentica, donde el pueblo sea valorado y no se valore al dinero por encima de las personas.
Actualmente el sistema que tenemos es una basura, pero no por el sistema en si, si no por las personas que lo forman.
Hablamos de 3 criterios pero yo creo que la gente que gobierna en este pais (ejemplo)solo tiene la vision de dos de los criterios, el economico y el ecologico.
No se preocupan del social, por que no les reporta beneficios, pero nos hacen ver que si les importamos.
El economico es el mas valorado, la gente se mide por su dinero y no por su ser, por ejemplo si yo hubiera nacido en otro pais pobre a lo mejor no tendria las clases que se me dan para ganarme mi futuro, por que la gente sin dinero no tiene futuro.
Y el ecologico pienso que solo se preocupan por que les reporta beneficios y aun asi lo estan deborando.
Me gustaria que la gente que roba millones, teniendo ya bastante me gustaria que lo perdieran todo, que no tubieran ni donde morir para que vean como es el mundo.

pablo curto dijo...

Sí realmente viviéramos en una democracia y no en una oligarquía donde los herederos de los que gobiernan obtuviesen el país, sería la forma perfecta, un gobierno donde el pueblo hablase y donde no importasen tus condiciones sociales, el pueblo acabará hablando y de forma radical, lo que provocará otro ascenso de los partido totalitarios. Entonces los que hoy gobiernan se darán cuenta o eso espero de que lo que nos tocará vivir en un futuro será culpa suya, por sus asuntos de corrupción y su sistema hereditario establecido.

Guy Fawkes dijo...

Nuestro sistema actual bien podría acuñar un nuevo término en nuestro rico y cultivado diccionario,una forma de gobierno antimoral y sin valores, con el único objetivo de prosperar socio-económicamente de una forma rápida y sencilla, es decir, total y absolutamente fuera de ley, bienvenidos a la cleptocracia.