jueves, 26 de junio de 2014

Ana María Matute

Me llega de repente la noticia: Ana María Matute ha muerto. ¿Qué significará eso, "ha muerto"? Creemos saberlo, hacemos como que lo sabemos e incluso nos desgarra el dolor, pero ¿quién lo sabe? Recuerdo mi sorpresa al leer su novela "La torre vigía", cuando cierto personaje enfrentado al límite máximo simplemente... continúa. Busco entre las estanterías aquella novela y no la encuentro Quisiera volver a releerla hoy. Ese final asombroso ¿será también como el suyo? 
Quien sabe.

Escribe en algún lugar:
"Érase una vez un hombre bueno, solitario, triste y soñador, creía en el honor y la valentía, e inventaba la vida. San Juan dijo "el que no ama está muerto" y yo me atrevo a decir "el que no inventa, no vive".