miércoles, 22 de octubre de 2014

El hecho más asombroso


3 comentarios:

Daniel Somoza Rodríguez dijo...

Para mi, lo más asombroso de la vida, es la fuerza de voluntad. A lo largo de nuestra vida debemos privarnos de muchas cosas por nuestra salud, por nuestro propio bien o simplemente porque tratamos de evitarlas. La voluntad es el mayor poder del ser humano, si se logra controlar, se podrían conseguir cosas increíbles. La voluntad no solo se basa en no fumar, no beber, hacer deporte, etc., sino también en superarse a sí mismo en el día a día, siendo mejor persona, mejor amigo, más luchador, más empático y más solidario. La fuerza de las personas está en la mente, y esa fuerza está condicionada por una voluntad innata que solo la gente más paciente es capaz de obtener. La moraleja es, si eres constante y persistente, puedes lograr todo lo que te propongas.

Rodrigo Martín dijo...

Yo pienso que lo más asombroso es el haber llegado hasta donde nos encontramos. Es difícil explicarse, y mucho menos imaginarse cómo hemos llegado hasta donde estamos, como hemos podido sobrevivir a todos los acontecimientos ocurridos en nuestro planeta y en el universo, y, simplemente, como hemos llegado a pensar por nosotros mismos, a razonar.

Marta Cámara 1ºBTO B dijo...

Yo opino que a través de este vídeo, se nos hace ser conscientes de lo importantes que somos. El universo visto por nosotros desde la Tierra, se nos hace inmenso e inalcanzable, pero eso no es mas que una apariencia porque en realidad como nos enseña la ciencia, todos estamos compuestos de lo mismo: átomos.
Así, nosotros formamos un conjunto con el universo no solo por estar en el mismo sistema solar sino por ser de la misma materia, de ahí que podamos sentirnos tan inmensos como lo vemos a él.
Esta formación en átomos hace que las mismas personas tendamos a relacionarnos y a realizar cosas en común, de ahí nuestra socialización.El hombre es un ser vivo que no puede estar solo, siempre vive agrupado aunque esos grupos en los que esta pueden ser pequeños o grandes.
En conclusión, el nivel de conectividad del hombre con el universo, le hace formar parte de todo lo que sucede a su alrededor. Todo esto es una consecuencia de estar vivo.