viernes, 30 de diciembre de 2011

Mercadillo filosófico.

¿Puedes imaginar a Platón y a Aristóteles como fruteros en un mercadillo mientras venden sus productos a buen precio y resuelven dudas filosóficas? José Mota lo hace en este video. Gran parte de su humor nace de unir en una misma historia elementos dispares, como grandes figuras de la Historia y personas anónimas y cotidianas, o contenidos de la cultura rural mezclados con otros que provienen de la cultura urbana. De ahí nacen personajes como la vieja del visillo, el tio de la vara o mercadillos filosóficos como éste. Espero que ni Platón ni Aristóteles se molesten con nosotros por despedir con ellos el viejo año, dando la bienvenida al nuevo con una sonrisa. 


martes, 20 de diciembre de 2011

Descartes y el engaño de los sentidos.

Cuando trabajamos en el aula el tema de Descartes y el engaño de los sentidos, siempre nos damos tiempo para realizar pequeños juegos con los que experimentar ese engaño o, al menos, algunas de las sorpresas que nos tiene preparados. Son muy sencillos:

  • Haces una bola de papel pequeña (1 o 2 cm de diámetro) y la colocas sobre la palma de una mano. Doblas el índice sobre el anular de la otra mano y los pasas sobre la bola en círculos, tocándola con las yemas de ambos dedos. De repente percibirás que no hay una sino dos.
  • Puedes hacer lo mismo pero con tu nariz.
  • Desnudas tu brazo, lo extiendes hacia tu compañero mostrando la cara interior y cierras los ojos. Él comenzará a tocarlo a la altura de la muñeca, para ir subiendo lentamente hacia el codo. Cuando tú creas que ya ha llegado al codo, le dices que pare y abres los ojos. ¿Has acertado?
  • Estás de pie frente a tu compañero. Extiendes un brazo a lo largo del cuerpo y él lo sujeta sin que puedas separarlo. Lo intentas durante unos 15 segundos con fuerza. Pasado ese tiempo, tu compañero suelta de repente el brazo. ¿Qué sientes?
  • Te colocas de pie y perpendicular a la pared, extendiendo un brazo hasta tocarla con la punta de los dedos. Después te das unos golpes en el codo o el antebrazo e intentas de nuevo tocar la pared, si puedes...
  • Descubre el "punto ciego" de tu ojo. Sentado en una mesa, colocas delante de ti dos trozos pequeños de papel (o dos objetos de pequeño tamaño, dos gomas de borrar, dos sacapuntas). Te tapas el ojo derecho. Con el izquierdo mira fijamente el papel de la derecha. Acércate o aléjate lentamente a la mesa hasta que el papel de la izquierda desaparezca (la distancia aproximada suele ser de 25 o 30 centímetros entre tus ojos y el papel).
  • Una persona se tumba sobre una superficie plana (el suelo, una mesa). Dos personas se colocan a la altura de sus tobillos, otras dos a la de las caderas y otras dos a la de los hombros. Colocan sus manos debajo de ella apoyando solo dos dedos en un punto firme para levantarla. Se cuenta hasta tres y la persona tumbada tensa sus músculos con toda su fuerza. Los demás la elevan casi sin esfuerzo a pesar de su peso.
  • Un voluntario se sienta en una silla rodeado por cuatro personas, dos detrás de él y dos a sus costados. Los dos de atrás colocan las manos bajo sus brazos, a la altura de la axila, sólo con dos dedos. Los de los costados colocan las manos bajo sus piernas, por la parte interior de las rodillas, sólo con dos dedos. Intentan levantarlo pero notarán su peso. Para poderlo elevar como si fuera una pluma deben hacer lo siguiente: cinco vueltas en círculo a su alrededor y hacia la derecha. Después, otras cinco vueltas en círculo a su alrededor hacia la izquierda, y lo vuelven a elevar como antes. Su peso apenas se notará.

    Si conoces algún otro juego de este tipo, no dudes en dejárnoslo en un comentario.

martes, 13 de diciembre de 2011

¿Poseen inteligencia los animales?


¿Poseen inteligencia los animales? Si por inteligencia entendemos la capacidad para modificar el medio y usar instrumentos para satisfacer necesidades vitales, la respuesta es que algunos la poseen. Si por inteligencia entendemos la capacidad de aprehender las cosas no sólo como estímulos sino como realidades, de convertir signos en símbolos y de crear ideas universales y abstractas, la respuesta parece ser negativa.

Ayúdanos a conocer más sobre la inteligencia animal y humana dejando en los comentarios enlaces sobre este tema (y si añades un breve resumen... mucho mejor).

jueves, 8 de diciembre de 2011

El juego del tiempo.

Ayax y Aquiles
El tiempo es un juego de presencia y ausencia. Como juego consiste en traer lo ausente a la presencia y en llevar lo presente a la ausencia. Juego autorregulado porque sus reglas no son separables de su proceder: no hay reglas por un lado y jugadas por el otro. Sus reglas sólo se revelan participando en él. Y en efecto, vivir es encontrarse participando, nos guste o no, en el juego del tiempo.


En la obra de Sófocles "Ayax" podemos leer:
A todas las cosas el grande e innumerable tiempo
las hace brotar, si no son visibles, mas si se muestran, las oculta.
Me pregunto por la diferencia entre brotar y mostrarse. Tal vez consista en esto: el brotar es el aparecer de las cosas cuando se mantienen en el seno del tiempo, mientras que el mostrarse es el aparecer de las cosas pretendidamente separado del juego temporal. Cuando las cosas pretenden afirmar su independencia del tiempo reciben como respuesta la ocultación. Aquellos seres humanos que han soñado erigir su presencia por encima de las olas del tiempo han sufrido la respuesta del desbordamiento y la inundación ¿En qué consistirá ese aparecer de las cosas que no se separa de lo que las hace nacer, como la corriente marina en el seno del mar, o el relámpago de la nube que lo alberga? Algo debe tener que ver con un cierto renacimiento.

jueves, 1 de diciembre de 2011

La masa del neutrón y su secreto.

La masa del neutrón guarda un secreto que la convierte en una partícula del mayor interés, y no sólo para los científicos, sino para cualquiera que, durante al menos un instante, se haya preguntado por esta inmensidad en la que habitamos y a la que llamamos Cosmos. ¿En qué consiste eso que hace a la masa de esta partícula subatómica tan especial?. El neutrón tiene una masa de 938 Me V. Pues bien, si este valor fuera sólo 1.4 Me V mayor, el proceso que permite a las estrellas consumir hidrógeno para producir helio no podría ocurrir y, en consecuencia, no habría estrellas ni calor en el Universo. Por otro lado, si la masa del neutrón fuera 0.5 Me V menos de lo que es, la vida de las estrellas se reduciría a un límite de unos 300 años, haciéndose imposible el desarrollo de ningún tipo de vida en un planeta próximo a ellas, tal como ahora la podemos imaginar. El ajuste de su masa a valores que son necesarios para la aparición de la vida y, en ella, de la vida sentiente e inteligente a la que llamamos "vida humana" plantea una cuestión. La masa del neutrón ¿es el resultado de una finalidad en el proceso evolutivo del Cosmos? ¿Puede ser esa finalidad la aparición de la vida humana? Estas preguntas encantarían a Tomás de Aquino. Él podría ver en datos como éstos, y en muchos otros, ejemplos de un orden teleológico en el Universo que conducen a su Creador. Nosotros, por lo pronto, buscaremos más información sobre el neutrón y otros ejemplos del llamado "ajuste fino", aunque por ahora esta partícula guarda un obstinado silencio. No quiere compartir su secreto.

miércoles, 23 de noviembre de 2011

Un recién nacido.

Un recién nacido no es alguien exterior al mundo que, al nacer, entra en él para sumarse a todos los que lo habitan, como tampoco es una vida más que se suma a la serie de vidas que la anteceden. Un recién nacido es más bien una incógnita, una interrogación encarnada, y su llegada al mundo es un renacimiento: un volver a comenzar y a vivir aquello que ya fue en la medida en que era semilla fecunda de futuro. Un recién nacido es un porvenir. Pero un porvenir verdadero, es decir, no algo futuro que se hace presente para luego desaparecer, sino un presente (instante y regalo) en el que adviene como futuro lo que fue, revelando el poder de su fecundidad. Esa es la razón de su sonrisa: el recién nacido sonríe porque es un volver a vivir.

martes, 15 de noviembre de 2011

El nacimiento del yo.

"Y entonces le ocurrió a Emily un hecho de considerable importancia. Repentinamente se dio cuenta de quién era ella misma. Hay pocas razones para suponer el por qué ello no le ocurrió cinco años antes o, aun, cinco años después, y no hay ninguna que explique el por qué debía ocurrir justamente esa tarde. Ella había estado jugando "a la casa" en un rincón, en la proa, cerca del cabestrante (en el cual había colgado un garfio a manera de aldaba) y, ya cansada del juego, se paseaba casi sin objeto, hacia popa, pensando vagamente en ciertas abejas y en una reina de las hadas, cuando de pronto una idea cruzó por su mente como un relámpago: que ella era ella. Se detuvo de golpe y comenzó a observar toda su persona en la medida en que caía bajo el alcance de su vista. No era mucho lo que veía, excepto una perspectiva limitada de la parte delantera de su vestido, y sus manos, cuando las levantó para mirarlas; pero era lo suficiente para que ella se formara una idea del pequeño cuerpo que, de pronto, se le había aparecido como suyo.

Comenzó a reirse en un tono burlesco. "Bien -pensó realmente- imagínate, precisamente tú, entre tanta gente, ir y dejarse agarrar así; ahora ya no puedes salir de ello, en mucho tiempo: tendrás que ir hasta el fin, ser una chica, crecer y llegar a vieja, antes de librarte de esta extravagancia!".

R. Hughes. A High Wind in Jamaica.

miércoles, 9 de noviembre de 2011

En el puente de Alcántara.

Puente de Alcántara
En el puente de la localidad cacereña de Alcántara podrás encontrar una inscripción colocada por su contructor, el ingeniero romano Julio Cayo Lácer, en la que leemos lo siguiente:

"Ars ubi materia vincitur ipsa sua".

"Artificio mediante el cual la materia se vence a sí misma". Esta frase breve y espléndida ¿no guardará una profunda verdad acerca de la constitución de lo real? La materia no es realidad pasiva e inerte, a la espera en su quietud de fuerzas externas que la movilicen sacándola de su inercia durmiente. Al contrario, la materia es realidad en estado de parto, siendo tanto lo que es como las posibilidades que alientan en su seno, mediante las cuales se lanza hacia el futuro. Del mismo modo que el puente toma impulso en la ladera, lanzándose al vacio atravesado por el Tajo para alcanzar la otra orilla, así la materia evoluciona, deviene y se lanza, a partir de lo que fue, hacia lo que ha de ser, alumbrando posibilidades inéditas. Y de este modo, la materia no viviente da de sí a la materia viviente, y ésta a la materia viva e inteligente, y ésta a su vez se lanza hacia el futuro para dar a luz ...¿a quién, a qué nuevo modo de existencia? No lo sabemos y no podemos saberlo por una razón: el verdadero futuro nunca es posible hasta hacerse real.

jueves, 3 de noviembre de 2011

Dignidad y retos de la filosofia hoy.

Resulta dificil resumir en pocas palabras en qué puede consistir la dignidad propia del quehacer filosófico y su tarea para el presente. Sin embargo, este texto de  Luis Sáez Rueda lo logra:

“El filósofo, si lo es de verdad, alcanza su dignidad si experimenta su trabajo como un modo de crear conceptos y de emitir juicios capaces de traducir este modo de ser crítico que habita, aunque sea potencialmente, en toda persona. Así, el mayor reto de la filosofía hoy consiste en vincularse con su tiempo, pensando el presente desde las experiencias del pasado y en vista de un porvenir diferente".

El texto continúa con unas duras afirmaciones. El mayor reto de la filosofía hoy consiste en "ofrecer resistencia a esta crisis de “espíritu”, sacando a la luz sus razones de fondo y mostrando cómo, bajo las apariencias, nos encontramos en un mundo enfermo... ésa es la tarea hoy más urgente de la filosofía. Sin semejante desmantelamiento de la fe en que nos encontramos en el mejor de los mundos posibles, no habrá para el futuro un amanecer y un despertar cualitativos, sino sólo una repetición de variantes que no cambian lo esencial bajo el imperio del progreso tecnológico”

El texto me plantea varias preguntas: ¿vivimos en un mundo enfermo?. Si es así ¿cuál es su enfermedad y en qué consiste la cura? Y la filosofía ¿es remedio o resultado de la enfermedad? Nos preguntamos también si hay acaso un mundo más allá de la enfermedad y la salud, del remedio y de la cura y lo hacemos porque allí nos espera la verdadera patria de la filosofía.

viernes, 28 de octubre de 2011

La mujer sin sombra.

En el final del primer acto de "La mujer sin sombra", Ópera de Hugo von Hofmannsthal y Richard Strauss, los vigilantes de la noche invitan con su cantinela al sueño de los vecinos, y al abrazo amoroso del marido y la mujer con las siguientes palabras:
Esposos y esposas, sois puentes, tendidos sobre abismos,
que a través del abrazo amoroso y fecundo
permiten a los muertos volver a la vida.
¿Cómo entender esa cantinela? ¿Qué relación asombrosa une a los más distantes, el niño naciente y el difunto ausente? ¿Qué hilo secreto une a los más separados? ¿Cuál es el papel en esta relación del  poder de renacer de la existencia?

viernes, 21 de octubre de 2011

Mapamundi y los cuatro elementos: el agua.


 No se dibujan mapas sino de lo desconocido. Puesto que vivir es encontrarse naciendo de y adentrándose en lo desconocido, iremos dibujando un mapa del territorio encontrado: un mapamundi. Recorreremos los cuatro elementos, aire, agua, tierra, fuego, con una cita que nos oriente sobre cada uno de ellos. Hoy: el agua



De noche, entre las olas, de cara al tiempo congelado,
sonaba el mar a hojas de otoño, pisoteadas por los pájaros.
Ceñía mis tobillos de diamantes.
Allí era el reino del vaivén, del ritmo,
de lo eterno acunado. El mar tampoco,
como si fuera de mi raza, se encadenaba al tiempo.
Sonaba en mis oídos el ruiseñor del agua de la fuente,
oía los rumores del mundo. Mi sangre era el mar mismo.
Me contagiaba de su movimiento.
Me enseñaban sus olas a no morir jamás.
Lo sin tiempo es la muerte. Y aquello, el ritmo,
el tiempo vivo, pero detenido; algo que no conoce
ni principio ni fin, que no parte ni llega.
Era el mar y la fuente junto al mar.
Y entre los dos estaba yo.
De La fuente de Carmen Amaya. José Hierro.

lunes, 17 de octubre de 2011

Pensar la democracia con imágenes.

Encuentro en la web una serie inagotable de imágenes relacionadas con el movimiento 15-M y las manifestaciones en las que se reclama y se intenta realizar un concepto participativo de democracia. Esas imágenes pueden ser utilizadas para iniciar una reflexión sobre lo que significa tal concepto. Hoy nos quedamos con éstas:












sábado, 8 de octubre de 2011

Concursos.

El curso pasado dos de nuestros alumnos, Laura y Pablo, participaron en la I Olimpiada Filosófica de Madrid. La disertación de Pablo pasó a la final. El tema común era la identidad personal. El libro con las disertaciones finalistas puedes descargarlo aquí.

Disertación de Pablo:

Disertación de Laura:

Durante este curso veremos si algunos alumnos participan en la II Olimpiada filosófica de Madrid y en el concurso alrededor de "Ética para Amador", la conocida obra de Fernando Savater .

miércoles, 5 de octubre de 2011

La fisura.

I
Entre las palabras y las cosas,
el conocimiento y la realidad,
el ser y el pensamiento,
el hombre y el Dios,
entre uno y sí mismo,
entre tú y yo,
está la fisura.

II
"Sí, hay en algún lugar una falla, una rotura, una ruptura, una fragmentación, como dicen algunos; otros dicen: una fisura, un corte, una cesura, incluso una prohibición inicial. Esta separación distancia al pensamiento del ser (...). Circulan varias versiones de este desgarramiento. La versión optimista declara que permite a la vez la historia y la educación; esta doble actividad práctica ocuparía el hiato y se esforzaría por colmar el abismo, por salvar el puente entre el ser y el  código que lo descifra. (...) La versión pesimista declara que el abismo no puede ni colmarse ni salvarse".
H. Lefebvre

III
 Una versión más es la siguiente: la fisura puede habitarse y cultivarse. Podemos adentrarnos en ella, aventurarnos en ella, explorarla, colonizarla...

sábado, 1 de octubre de 2011

Aquí no hay ningún por qué.

La duda filosófica no consiste en expresar la inseguridad sobre el propio conocimiento, o la incertidumbre entre dos saberes igualmente convincentes sino en poner en cuestión lo que consideramos evidente.  Se trata de dudar de lo indudable. Pero ¿por qué? ¿Por qué preguntarnos por las certezas del mundo cuando nada nos asegura que ese viaje llegue a buen fin? ¿Por qué abrir la puerta a las preguntas cuando no sabemos si el torbellino que irrumpe y nos arrastra acabará con nosotros? Porque lo que acaba con nosotros es la ausencia de interrogación. Allí donde no hay preguntas impera un infierno semejante al que vivió Primo Levi cuando, al intentar que un guardian le explicase por qué no le dejaba coger un témpano en el campo de concentración de Auschwitz, éste le contestó "Hier ist kein Warum", "Aquí no hay ningún por qué".

viernes, 23 de septiembre de 2011

Savater y lo Sagrado.

En su libro "Invitación a la Ética", Fernando Savater, autor poco sospechoso de beatería o clericalismo, nos ofrece un texto de interés para orientarnos acerca del fenómeno de lo Sagrado. En un tiempo en el que lo Sagrado amenaza con regresar en sus formas más dogmáticas, intolerantes, reaccionarias y fundamentalistas, es necesario ensayar otros modos de acercamiento. El texto dice así:

“Pues lo sagrado es extrañeza en estado puro, es lo absolutamente otro; algo del azoro y la extrañeza de lo sagrado sentimos al avergonzarnos de nuestras turbadoras fantasías o de nuestros sueños. Todo aquello en que se revela lo auténticamente otro, lo que escapa a nuestras categorías o a nuestra voluntad, lo inhumano, lo imprevisto, lo incontrolable, tiene algo de sagrado, sea la naturaleza, o la violencia sin cálculo, la enfermedad y lo inexplicable, el azar, la muerte. También el erotismo y en general todo amor. Los dioses son las simbolizaciones preferentes de las diversas manifestaciones de lo sagrado, por las que nos aproximamos a la extrañeza con mayor familiaridad, pero sin dejar de sentir el temblor del asombro. A este tipo de relación con lo sagrado es a lo que ya hemos llamado antes piedad, que exactamente consiste en “saber tratar adecuadamente con lo otro” (Zambrano)”.

lunes, 19 de septiembre de 2011

Trabajos para 1º y 2º de Bachillerato (1ª evaluación)

En esta evaluación, los trabajos para 1º y 2º de Bachillerato se realizarán en las wikis de Filolaberinto. Date de alta y apúntate en tu grupo

Si eres alumno de 1º de bachillerato entra aquí:  filociudadania2011-12.wikispaces.com


Si eres alumno de 2º de bachillerato entra aquí: historiafilo2011-2012.wikispaces.com


domingo, 18 de septiembre de 2011

Comenzar el curso con moral.

Comienzan de nuevo las clases y me pregunto cómo andas de moral ante la tarea que empieza. La palabra moral no significa sólo el conjunto de normas, costumbres y hábitos que consideramos válidos en un grupo social, sino también el ánimo, la fuerza, el ímpetu con el que afrontas y te haces cargo de una tarea. ¿Tienes la moral alta o baja? Valora tu moral con un número del 0 (tener la moral por los suelos) al 10 (tener la moral por las nubes), recordando que entre el suelo y las nubes también hay otras muchas posibilidades. Y bienvenidos al nuevo curso.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Diferencia entre la memoria y el recuerdo.

Hacer memoria no es lo mismo que recordar. Hacer memoria es traer al presente la imagen muerta de un pasado que ya no es nada. Por esa razón, los sentimientos que lo acompañan son la melancolía, la añoranza y la tristeza, junto con la percepción de lo transitorio de la realidad. Recordar, sin embargo, es distinto: tiene algo de resurrección y renacimiento. Los sentimientos que lo acompañan son la alegría y la afirmación.  Recordar significa dejar que el presente sea fecundado por el pasado, por sus insinuaciones, sus sugerencias, sus preguntas, sus retos,  para  así hacerlo nacer a un verdadero futuro, evitando la repetición perpetua de sí mismo. Lo que llamamos pasado guarda al porvenir en su seno, como el Dios Cronos guardaba en el vientre a sus hijos devorados para que no ocuparan su lugar. Pues bien, dejémosles renacer y re-cordemos, volviendo a pasar lo que fue por el corazón.

Escribe Ortega: "El yo pasado, lo que ayer sentimos y pensamos vivo, perdura en una existencia subterránea del espíritu. Basta con que nos desentendamos de la urgente actualidad para que ascienda a flor de alma todo ese pasado nuestro y se ponga de nuevo a resonar. Con una palabra de bellos contornos etimológicos decimos que lo recordamos —esto es, que lo volvemos a pasar por el estuario de nuestro corazón—. Dante diría per il lago del cor" [José Ortega y Gasset: El espectador, II, "Azorín: primores de lo vulgar"].

lunes, 5 de septiembre de 2011

A vueltas con el sentido de la vida.

El sentido de la vida... Cuando no saben qué contestar, muchos alumnos me dicen que la Filosofía se ocupa del sentido de la vida. Y es cierto, pero es una respuesta para salir del apuro. Sin embargo nos ocuparemos hoy de ella.

El sentido de la vida aparece, por ejemplo, cuando te paras a pensar en lo siguiente: ¿de qué forma parte mi vida? Según sea tu respuesta así es el sentido de tu vida y el asunto es importante porque ese sentido la modifica por completo. Consideremos a continuación algunas respuestas posibles:

-Mi vida forma parte de una sucesión de vidas que se siguen unas a otras, generación tras generación, perdiéndose en el comienzo de los tiempos y dirigiéndose hacia un fin desconocido. En la Iliada de Homero leemos:


"Cual la generacion de las hojas, asi la de los hombres. Esparce el viento las hojas por el suelo, y la selva, reverdeciendo, produce otras al llegar la primavera: de igual suerte, una generacion humana nace y otra perece."







-Mi vida forma parte de un cuento absurdo, la Historia de la Humanidad, lleno de ruido y de furia, que no significa nada. Shakespeare  escribe en "Macbeth":


"El mañana y el mañana y el mañana avanzan en pequeños pasos, de día en día, hasta la última sílaba del tiempo recordable; y todos nuestros ayeres han alumbrado a los locos el camino hacia el polvo de la muerte... ¡Extínguete fugaz antorcha!... La vida no es más que una sombra que pasa, un pobre cómico que se pavonea y agita una hora sobre la escena, y después no se le oye más...; un cuento narrado por un idiota, lleno de ruido y de furia, y que nada significa...".




-Mi vida forma parte de la lucha por la liberación de los seres humanos. Paulo Freire escribe:
 

"“Nadie libera a nadie, nadie se libera solo. Los seres humanos se liberan en comunión”.









-Mi vida no forma parte de nada significativo. Arrojada sin razón a la existencia, es sólo un parpadeo absurdo. Escribe Sartre:




"El hombre es una pasión inútil".









-Mi vida forma parte de un juego infinito de encuentros y desencuentros entre el Hombre y lo Divino. Cernuda escribe:



"No te preguntes si vale
la pena haber venido,
sino déjate, piensa
que un dios es hoy tu amigo".







-Mi vida forma parte de la vida de mi familia y mis amigos. No hay nada más allá que me importe. Soy uno de tantos que piensan lo mismo. Somos la mayoría. Y la mayoría es silenciosa. Por eso no añado ninguna cita.

- Mi vida forma parte de la lucha histórica de las clases oprimidas para alcanzar una sociedad sin clases y con ella el el fin de toda alienación. Marx escribe:



"Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo".









- ¿Que de qué forma parte mi vida? ¡¡No tengo ni idea!!. A mi lo que me gusta es una buena cerveza, una caja grande de rosquillas, tener cerca el mando a distancia y encontrarme en el dormitorio con mi querida mujercita... Escuchemos a Hommer Simpson cuando dice:







¡Cerveezaaaaa, grrrrrrrr!









 - Mi vida no forma parte de algo unitario, no tiene un sentido, sino múltiples sentidos no unificables en ningún Gran Relato: la condición postmoderna se despide de ellos. Lyotard escribe así:


"Los “metarrelatos” (...) son aquellos que han marcado la modernidad: emancipación progresiva de la razón y de la libertad, emancipación progresiva o catastrófica del trabajo (fuente de valor alienado en el capitalismo), enriquecimiento de toda la humanidad a través del progreso de la tecnociencia capitalista, e incluso, si se cuenta al cristianismo dentro de la modernidad (opuesto, por lo tanto, al clasicismo antiguo), salvación de las creaturas por medio de la conversión de las almas vía el relato crístico del amor mártir".



- Mi vida forma parte de un plan en el que cada vez me veo más y más rico, pues mi sueño es el dinero. Él es mi Señor. Seré su siervo trabajando sin descanso como gestor de un fondo de inversión internacional. Los paises se arrodillarán a mis pies y a través de mí rendirán sacrificios a mi Dios.  Mi único mandamiento será: "hoy más rentable que ayer, pero menos que mañana" Y mi héroe es el tío Gilito cuando juega sobre montañas de monedas de oro.




"Hoy más rentable que ayer, pero menos que mañana".








- Mi vida forma parte de una realidad misteriosa, plena, rebosante, que se renueva sin término, siempre ya recomenzada, siempre desbordando cualquier finalidad. Filolaberinto escribe en "El árbol de la vida":

"No conozco el árbol de la vida, pero lo imagino semejante a un árbol grande y frondoso, lleno de hojas y frutos, que se renueva sin fin. En el árbol de la vida nos movemos y vivimos: somos sus ramas y hojas. Si nos arrancan del árbol nos marchitamos y nos secamos, pero unidos a él damos frutos... "


La lista de respuestas puede continuar. ¿Por qué no me ayudas a ampliarla? Luego se pueden ordenar con algún criterio como el que ya conoces: respuestas según las cuales 1) no hay sentido, 2) hay un sentido inmanente, 3) hay un sentido trascendente, 4) ninguna de las anteriores.

miércoles, 31 de agosto de 2011

Mapamundi y los cuatro elementos: el aire.

No se dibujan mapas sino de lo desconocido. Puesto que vivir es encontrarse naciendo y adentrándose en lo desconocido, iremos dibujando un mapa del territorio encontrado: un mapamundi. Comenzaremos con los cuatro elementos, aire, agua, tierra, fuego y una cita que nos oriente sobre cada uno de ellos. Hoy: el aire

"A mediodía el aire estaba vivo sobre la tierra, como una llama: centelleaba, se ondulaba y brillaba como agua fluyendo, reflejaba y duplicaba todos los objetos, creando una gran Fata Morgana. Allí arriba respirabas a gusto y absorbías seguridad vital y ligereza de corazón. En las tierras altas te despertabas por la mañana y pensabas: Estoy donde debo estar" .

Isak Dinesen (Karen Blixen). Memorias de África.

sábado, 27 de agosto de 2011

Modificar la Constitución.

Nuestro régimen político se legitima por su carácter democrático. Este carácter democrático no significa solamente que los representantes de los ciudadanos, elegidos en las urnas, toman las decisiones sobre los asuntos públicos dando luego cuenta de su actuación en las siguientes elecciones. Significa que los ciudadanos han de poder participar activamente en los temas que les afectan. Una modificación de la Constitución que incluya en ella un límite al déficit del Estado, las Autonomías y los Ayuntamientos es una cuestión que afecta directamente a nuestras vidas. Dado que nos afecta ¿no merece ese tema ser objeto de un debate público en el que podamos conocer y discutir argumentos tanto a favor como en contra, y al que siga un referendum?. Diversas iniciativas ciudadanas no partidistas lo reclaman. Con todo esto se pone en juego el modelo de democracia en el que queremos vivir.

¿Estás a favor de modificar la Constitución?
¿Sin referendum o con referendum? Vota en "Filolaberinto en Facebook". 

-Iniciativa ciudadana en Actuable.
-Iniciativa ciudadana en "Lápices para la Paz".

martes, 23 de agosto de 2011

Olofin, Aiku y el fin de la inmortalidad.

Una deliciosa voz narra en la película "Guantanamera" la siguiente historia: "Al principio del mundo, Olofin hizo al hombre y a la mujer y les dio la vida. Olofin hizo la vida pero olvidó hacer la muerte. Pasaban los años y los hombres y las mujeres cada vez se ponían más viejos pero no se morían. La Tierra se llenó de viejos que tenían miles de años y que seguían mandando de acuerdo con sus viejas leyes. Tanto clamaron los más jóvenes que un día sus clamores llegaron a oídos de Olofin. Y Olofin vió que el mundo no era tan bueno como él lo había planeado. Y sintió que él también estaba viejo y cansado para volver a empezar lo que tan mal le había salido. Entonces Olofin llamó a Aiku para que se encargara del asunto. Y vio Aiku que debía acabar con el tiempo en el que la gente no moría. Aiku entonces hizo que lloviera sobre la Tierra durante treinta días y treinta noches sin parar y todo fue quedando bajo el agua. Sólo los niños y los más jóvenes pudieron treparse en los árboles gigantes y subir a las montañas más altas. La Tierra entera se convirtió en un gran río sin orillas. Los jóvenes vieron entonces que la Tierra estaba más limpia y corrieron a darle gracias a Aiku porque había acabado con la inmortalidad".

lunes, 15 de agosto de 2011

Mapamundi.

Grabado Flammarion.
Nadie dibuja un mapa de un territorio si lo conoce a la perfección, ni ensaya la órbita de un planeta si posee la ecuación de su movimiento. No se dibujan mapas sino de lo desconocido. Y puesto que vivir es encontrarse naciendo de lo desconocido y yendo hacia ello, esbozaremos poco a poco un mapa del territorio encontrado: un mapamundi.


sábado, 6 de agosto de 2011

El árbol de la vida.

Árbol de la vida. Gustav Klimt. 1909
No conozco el árbol de la vida, pero lo imagino semejante a un árbol grande y frondoso, lleno de hojas y frutos, que se renueva sin fin. En el árbol de la vida nos movemos y vivimos: somos sus ramas y hojas. Si nos arrancan del árbol nos marchitamos y nos secamos, pero unidos a él damos frutos. Las ramas no son nada sin el árbol y el árbol no es nada sin sus ramas. Cada uno no puede ser quien es sin el otro y ambos a una son vida renovada y sin término. La vida del árbol es muy especial porque es capaz de hacer algo asombroso: convertirse en semilla. El árbol grande y sus ramas frondosas se hacen semilla que cae a la tierra y en ella se oculta. De esa semilla vuelve a brotar poco a poco el otro y mismo árbol inmenso y sus ramas verdes que, encontrándose, se saludan sonrientes. Así es de especial y admirable el árbol de la vida, su nacer muriendo y su morir naciendo. Por eso no hay que olvidar que la rama sola no es una rama. La rama es siempre rama del árbol que en el fruto y la semilla se renueva sin término.
(Para  Raquel, Laura y para quien le pueda servir).

viernes, 29 de julio de 2011

No me conformo.

No me conformo con que la muerte sea la última palabra sobre la vida, con que a la diversión se la confunda con la felicidad, con que al orden se le llame paz y justicia, con que la cháchara pase por ser pensamiento, con que el amor sea vencido por la costumbre, con que lo pasajero ocupe el lugar de lo eterno. No me conformo y quiero vida, felicidad, paz, justicia, pensamiento, amor, eternidad.

jueves, 21 de julio de 2011

Adivinanza en la ferretería.

Una persona entra en una ferretería, pregunta el precio del objeto que quiere comprar y le contestan lo siguiente:
  
-Si quiere uno le costará 6 euros. Si quiere once le costarán 12. Si quiere ciento once le costarán 18

¿Qué objetos quiere comprar en la ferretería?

viernes, 15 de julio de 2011

Nota sobre el poder del tiempo

El poder del tiempo consiste en esto: no en aniquilar todas las cosas a medida que transcurren, sino en hacerse distinto de sí mismo sin dejar de ser él mismo: padecimiento de su metamorfosis. El tiempo mismo consiste en ir distinguiéndose de sí mismo, ese es su modo de ser quien es. Y la experiencia de su pasar consiste en sentir esa diferencia. El abrirse de tal diferencia es un continuo comenzar y terminar, nacer y morir.

Una consecuencia: el pasar del tiempo no es aniquilación de lo que pasa. Entre otras razones porque si sentimos la diferencia entre el pasado y el presente es porque ambos son algo y no nada...

viernes, 8 de julio de 2011

García Calvo y el morir

El encuentro afortunado que me llevó al texto de García Calvo sobre el nacer me ha llevado también a este otro sobre su doble en sombra, el morir. Se titula "Una buena muerte" y dice así:

"Se oye a menudo, y se desea, y hasta le rezan al Cristo de la buena muerte; dos cosas que chocan tanto una con otra: ¿cómo va a haber una muerte buena? Vamos a ver: ¿no era la muerte el fin de todo, si es que uno es uno de verdad, y si ése que muere es uno? Pues eso ¿cómo va a ser bueno?, o bueno ¿para quién? Para uno, desde luego, no: ¿será para herederos, Patria, Humanidad, Progreso, el Nombre propio de uno? Pero todo eso ¿qué diablos le importa a uno, si lo han quitado ya del medio?

O será que uno no era uno de verdad; que, si fuese verdad que es el que es, sería como Dios, y ése no muere nunca; pero entonces, ¿a qué viene pedir una buena muerte? Será que no se trata de la suya (porque él no puede morir), sino la de algo como eso que el alma llama cuerpo, que no es él, pero que está ligado a él, Dios sabe cómo, y que por eso…

Pero, hombre (me dirá enseguida algún vecino), es que te equivocas: lo que en realidad se pide no se refiere a la Muerte, así a lo bruto y general, sino sólo al trance, a pasar el trance de morir. Ya entiendo, vecino: como si, al llamar a la puerta de una que no sabes si te quiere o no, pides que, al abrir, te ponga cara sonriente. Pero eso ¿a quién vas a pedírselo? No a Dios o sus santos, porque en eso, ni ellos ni el médico con sus drogas ni el gobernador que ordene a un esbirro pegarte de una vez un tiro, no saben ni entienden.

Acaso eso de morir no es nada trascendental ni definitivo, no es un trance de muerte, sino de vida, como los otros trances. Y esto de vivir, si te olvidas de ser uno y te vuelves un animalillo o cosa como las cosas, no es más que dejar que te pase lo que sea (alguna hay, más sabia, no todopoderosa, sino sin fin, que se cuida por tí de esos asuntos), y ese trance que te dicen último no es más que otro de los incontables que vas pasando.

Ya (dice la vecina), pues entonces tiene sentido desear que pase buenamente. Sí, querida vecina, sólo que eso no es nada futuro (en el futuro no pasa nada, porque es mentira, y no hay mentira que sea buena), sino que te toca ahora: es ahora cuando puedes ir desprendiéndote de tí misma, por si acaso".

jueves, 30 de junio de 2011

García Calvo y el nacer

Un encuentro afortunado nos lleva hasta estos textos de Agustín García Calvo que, si nos interesan, no es por saber la opinión del autor sobre los temas que tratan, sino por ser su escritura ocasión para volver a plantear los temas mismos.  Tomados así, leemos el texto titulado "Nacer" para lo que nos pueda servir, cosa que nunca se sabe del todo... :


"¿Cuántas veces habrá tenido Vd. que escribir en documentos la fecha de su nacimiento, el día al menos para la Administración, y si, para completar la broma, se mete Vd. en horóscopos y cálculos astrales, hasta la hora y el minuto? Pero, hombre, ¿cómo puede vd. creer semejante cosa? ¿Qué pruebas tiene Vd. del caso? No le va a dejar muy tranquilo el testimonio de los mayores, con la mala memoria, intenciones y fantasías de que están cargados; pero Vd. mismo, lo peor: ¿cómo va uno a haber nacido en tal fecha, cuando es tan claro que en aquel entonces uno no estaba?

¿Se lo toma Vd. como un convenio necesario, una falsificación venial? No sabe lo que están haciendo con usted: al Estado, la Banca, el Seguro, que consisten en administración de futuro, o séase de muerte, les hace falta, sí, saber desde cuándo tienen que contar con usted, porque, ya que se le ha fijado un fin (en fecha cierta o probabilísticamente calculable), el fin, amigo, requiere su principio; pero a usted…vamos, no digo su persona jurídica, sino lo que quede de Vd. por bajo de ella, a tí no te hace falta para nada saber cuándo has nacido: por el contrario, eso te mete preso, te condena y te ejecuta.

Tú, de veras, no has nacido nunca: lo que salió al aire del seno de tu madre, por más que acaso de meses atrás le buscaran un Nombre Propio para que no se les escapara, eso no eras tú, y todavía estuvo resistiéndose año y medio o más a que lo hicieran ser Usted: a Vd. lo costituyeron cuando, por esos meses y ya en el idioma de su tribu, le comunicaron “Has de morir”, le crearon un porvenir. Y ya entiendes cómo luego esa noticia hubo de venir, hacia atrás, a clavarte en el registro y en la fecha de tu nacimiento.

Pero no hagas tanto caso de ese manejo, hombre: se trata nada más que del Tiempo, ése en que te hacen creer, en que quieren encerrarte, el del reloj y el calendario, que es el que el Poder, su Orden ideal y sus negocios, necesita: tanto, que ya toma la Ciencia a su servicio y hace con el mundo lo mismo que contigo: como tiene un fin, ya que tiene un futuro, tiene que tener también un principio y hasta matemáticamente fijado, Génesis, Big-Bang y hasta el Origen del Tiempo, ¡madre mía!, y demás fantasías que te han venido contando a lo largo de los siglos.

Pero eso a tí no te toca: tú no has nacido nunca ni vas a morirte un día, porque te estás muriendo y a la vez naciendo, conmigo, ahora, y sin darte cuenta".

viernes, 24 de junio de 2011

Recuerdo de José Hierro y sentido de su poesía.

José Hierro y el mar
Fue en un programa literario conducido por Sánchez Dragó. El recuerdo es borroso y lejano. El presentador  pregunta a José Hierro por el sentido de su poesía y él le contesta:

-Como es bien sabido -dice el poeta- todos somos inmortales. El problema es que esa inmortalidad es algo parecido a recibir la herencia de un tio rico en Australia: no puedes disfrutarla. Por esa razón nuestra vida se asemeja al viaje de un conductor lanzado en su coche cada vez más rápido hacia un muro. Mientras avanza, y antes del choque, observa en el retrovisor el camino recorrido y cómo se aleja. De esa mirada proviene el sentido de mi poesía.

El recuerdo de aquella breve charla nos trae una averiguación. La poesía de José Hierro nace de una experiencia singular: saberse eterno, vivirse mortal.

http://amediavoz.com/hierro.htm
http://antologiapoeticamultimedia.blogspot.com/


domingo, 19 de junio de 2011

Democracia y legitimación

Un régimen político es un cierto modo de organizar la diferencia entre gobernantes y gobernados desde el momento en que se hace irreversible en el cuerpo social. Entre nosotros, esa diferencia se legitima, es decir, se explica, razona y justifica acudiendo a la palabra "democracia". Pero ¿qué significa en ese uso legitimador la palabra "democracia"? ¿Protección, desarrollo, elección, participación? Y  dada la variedad de significados ¿puede haber conflicto entre el concepto que usa un régimen político democrático para legitimarse y su realidad efectiva? Durante estos dias varias manifestaciones que ocupan las calles de nuestro país piden más democracia en el siguiente sentido: más participación ciudadana, más transparencia, más persecución de la corrupción, listas abiertas, mayor separación de poderes, una economía al servicio de las personas, etc. Nos preguntamos si esas reclamaciones no buscan sino mayor coherencia entre un régimen político y su discurso legitimador.
Algunas lecturas para profundizar en el tema: "El mercado y la globalización" de José Luis Sampedro, "La tarea del héroe" de Savater, "Problemas de legitimación en el capitalismo tardío" de Habermas y "Contradicciones en el Estado del Bienestar" de Offe.

viernes, 17 de junio de 2011

Violencia y 15 M

En estos días muchos medios de comunicación señalan la "deriva" violenta del movimiento de los indignados del 15 M. Estos hechos no son simples en su sentido, sino complejos. Esa complejidad debe alejarnos de juicios inmediatos y sumarísimos. Un profesor amigo nos manda un video señalando que "nos recuerda algunas cosas importantes: los límites de las posibles acciones, la infiltración de personas en los movimientos alternativos para alterar su funcionamiento, la novedad de los medios de comunicación y contrainformación... ". En absoluto puede servir para justificar actos injustificables. Lo añadimos a las demás informaciones que van apareciendo sobre el tema como materia para la reflexión.

martes, 14 de junio de 2011

Modelos de democracia y 15-M

Al finalizar el curso hemos estudiado con los alumnos un tema de actualidad debido al movimiento 15-M: los modelos de democracia. Son los siguientes:

Democracia como protección. La democracia es un mecanismo de control sobre los gobernantes para proteger la libertad de los ciudadanos en una sociedad de mercado. La libertad se asegura por la separación de poderes y por un sistema representativo para la elección de los gobernantes. El Estado ha de limitarse a funciones de arbitraje (James Madison, Jeremy Bentham, James Mill).

Democracia como desarrollo. La democracia es condición necesaria para el desarrollo social y moral del individuo. El individuo no es solo consumidor y productor, sino un ser que ejerce y desarrolla sus capacidades. Esto sólo es posible en un marco social y político que lo permite. La participación democratica fomenta el caracter autolegislador del ser humano (John Stuart Mill, Rousseau).

Democracia elitista. La democracia es un mecanismo para aceptar o rechazar a la élite política más cualificada para ejercer las tareas de gobierno. Estas élites adquieren el poder de decidir mediante una lucha competitiva por el voto. No se trata de que gobiernen los ciudadanos, sino de que legitimen el derecho a gobernar de los expertos (Max Weber, Joseph Schumpeter).

Democracia participativa. Se afirma la relación entre la dignidad y la autonomía del ser humano con la posibilidad de participar de forma activa en las decisiones que le afectan. En consecuencia, este modelo no propone eliminar intituciones representativas como las elecciones o los partidos políticos, sino una profundización de la democracia, es decir, una mayor participación ciudadana en todas las esferas de la vida social (Benjamin Barber, Carol Pateman).

Preguntamos a los alumnos lo siguiente:
  • ¿Con qué modelos relacionas nuestra democracia? Señala qué aspectos de cada modelo se encuentran en la democracia española actual.
  • ¿Con qué modelo relacionas el 15-M?
  • Valora el modelo de democracia en el que vives.

Los alumnos encontraron que nuestra democracia no responde sólo a uno de los cuatro modelos,  sino a varios, pero indicaron que el más cercano a nuestra realidad era la democracia elitista. Respecto al 15-M lo relacionaron claramente con la democracia participativa. La valoración de nuestra democracia fue muy diversa. Desde la indiferencia o el no saber responder por no tener con qué comparar, pasando por la critica negativa que solo ve defectos, hasta la afirmación de que es algo valioso pero manifiestamente mejorable.

    Y terminamos hablando sobre el 15-M. ¿Cuál será su futuro? ¿Desaparecerá? ¿Se transformará?  Unos pensaban que llegó a su fin. Otros, los menos, que seguirá en forma de asambleas. Algunos piensan que aunque desaparezca, no han desaparecido los motivos de sus protestas. En ese momento alguien pide la palabra y nos recuerda lo que podemos leer en uno de los últimos carteles que han quedado en la puerta del Sol: "sabemos el camino de vuelta"...

      jueves, 9 de junio de 2011

      La ola

      ¿Los regímenes totalitarios son cosa del pasado? ¿Quedaron para siempre  en el siglo XX? ¿Cuál fue su atractivo para que tantos los apoyaran? Tal vez estuvo relacionado con esto: desde la fragilidad, sentirse formar parte de algo mayor que uno mismo, sentir que uno, como individuo separado del resto de los seres, sin embargo pertenece a algo vivo, pleno, poderoso, capaz de dar sentido a lo que se propone, capaz de lograr sus objetivos. Sentirse formar parte, pertenecer y ser uno con algo verdaderamente real. Experimentar que todas las dudas, las inquietudes, las debilidades, las limitaciones, desaparecen porque uno es parte de algo mayor que uno mismo y que comparte contigo su poder. Pero ¿a qué precio?

      Esta experiencia goza hoy de un atractivo fascinador. Ese atractivo no queda reducido al pasado. No pertenece a una época pretérita en la que Europa se vio fascinada por los totalitarismos. Es un constitutivo de la experiencia que podemos hacer de nosotros mismos. Fascinación por el poder, por lo absoluto, por la realización sin fisuras de los deseos, por elevarse sobre los propios límites y saborear la omnipotencia. Escapar de la condición finita impulsados por el miedo a la libertad y así huir de la vida y su recreación. Como el canto de las sirenas, el canto de lo infinito resuena siempre en nuestros oidos y puede aparecer en cualquier dimensión de nuestra vida.

      La película "La ola", dirigida en 2008 por Dennis Gansel, muestra el atractivo que ese deseo posee hoy en un grupo de alumnos de instituto, pero también en su profesor, y nos cuenta hacia dónde puede conducirnos  y cómo van respondiendo a él diversos personajes. La tentación del absoluto es humana, demasiado humana. Tal vez nuestra humanidad se juega ahí, en la respuesta que somos capaces de dar a esa solicitud. Porque estrellarse entre las rocas al pie de las sirenas parece  poseer un indudable atractivo. Sin embargo afirmar ese deseo  tiene como resultado la aparición de lo inhumano, una posibilidad reservada sólo a los seres humanos. Esta posibilidad consiste en convertir lo real en un infierno, es decir, en un espacio sin horizontes ni diferencias en el que lo otro es aniquilado. Soportar su solicitud, equilibrar ese desvarío y cultivar el lugar en el que vivimos más allá de todo sueño de omnipotencia tiene como resultado la aparición de lo humano. ¿Seremos capaces de llegar a ser los seres humanos que sin embargo ya somos?

      lunes, 6 de junio de 2011

      Discurso de Fray Antonio de Montesinos.

      En 1510 Antonio de Montesinos parte con otros misioneros dominicos al Nuevo Mundo, arribando a la Isla La Española en el mes de Septiembre. Allí descubren el trato que los indios reciben de los encomenderos, esclavizados y utilizados como mano de obra para la explotación de los campos y las minas. Después de deliberarlo en comunidad, deciden hacer denuncia pública de tal situación siendo Montesinos su portavoz. 
      Es el 4º domingo de adviento (21 de diciembre de 1511). Asisten a la misa todas las autoridades: el Virrey, Diego Colón, los oficiales del rey y todas las familias importantes. Sube a púlpito fray Antonio de Montesinos. Tomando como lema de su sermón la frase "Yo soy la voz que clama en el desierto" (Lc 3, 4), proclama: “Yo soy esa voz de Cristo en el desierto de esta isla”. Y continúa así:

      [Fragmento] "Esta voz, dijo él, que todos estáis en pecado mortal y en él vivís y morís, por la crueldad y tiranía que usáis con estas inocentes gentes. Decid, ¿con qué derecho y con qué justicia tenéis en tan cruel y horrible servidumbre a estos indios? ¿Con qué autoridad habéis hecho tan detestables guerras a estas gentes que estaban en sus tierras mansas y pacíficas, donde tan infinitas de ellas, con muertes y estragos nunca oídos, habéis consumido? ¿Cómo los tenéis tan opresos y fatigados, sin darles de comer ni curarlos en sus enfermedades, que de los excesivos trabajos que les dais incurren y se os mueren, y por mejor decir, los matáis, por sacar y adquirir oro cada día? ¿Y qué cuidado tenéis de quien los doctrine, y conozcan a su Dios y creador, sean bautizados, oigan misa, guarden las fiestas y domingos? ¿Estos, no son hombres? ¿No tienen almas racionales? ¿No estáis obligados a amarlos como a vosotros mismos? ¿Esto no entendéis? ¿Esto no sentís? ¿Cómo estáis en tanta profundidad de sueño tan letárgico dormidos? Tened por cierto, que en el estado [en] que estáis no os podéis más salvar que los moros o turcos que carecen y no quieren la fe de Jesucristo".
                                       Fray Bartolomé de las Casas, Historia de las Indias.

      Para saber más:
      http://jubileo.dominicos.org/2010/guion-reflexion-sermon-de-montesinos

      Con nuestros alumnos nos hemos preguntado si este texto tiene algún lugar en el presente. ¿Hay razones para clamar hoy?

      lunes, 30 de mayo de 2011

      Un suspiro en la tormenta.

      Estoy corrigiendo cuadernos  de Secundaria. Reviso las actividades. Una de ellas plantea lo siguiente. Imagina que has vivido tu vida y ya han pasado todos los temores, las esperanzas, los sinsabores, las ilusiones, los miedos, las alegrías y las inquietudes que la llenaban. Ahora disfrutas de una paz serena y tranquila. Desde ese lugar vuelves la vista atrás y contemplas lo que ha sido tu vida. ¿Cómo le contarías a otra persona en unas pocas líneas lo que ella fue? ¿Qué te gustaría que supiera de ti?

      Voy leyendo las respuestas, algunas serias, otras divertidas. Uno fue un hombre serio y trabajador, amante de su familia, con una gran casa y un buen coche. Otro fue un periodista siempre atento a los conflictos sociales en cualquier lugar del mundo. Otra fue una persona anónima que se portó bien con los demás. Uno intento ser alguien honrado pero acabó siendo atracador de bancos, por lo que pide disculpas. Otro ganó montañas de dinero y nunca le faltó de nada.

      Y cuando estoy a punto de acabar de leer los ejercicios...

      ... me encuentro con el cuaderno de una alumna...
      ...que contesta de forma breve y sencilla:




      "Yo fui un suspiro en la tormenta de la Historia".



      miércoles, 25 de mayo de 2011

      Marcos históricos, socioculturales y filosóficos.

      En la página de materiales encontrarás un archivo con los marcos históricos, socioculturales y filosóficos de los autores estudiados en la asignatura de Historia de la Filosofía en Bachillerato, con Wittgenstein incluído y dos retoques mínimos en Platón y Aristóteles. Si vas a la P.A.U., mucha suerte y ánimo.

      domingo, 22 de mayo de 2011

      ¿Qué dice la gente en las plazas?

      Tal vez has visto imágenes de las manifestaciones que ocupan en estos días muchas plazas de nuestro país, o quizás te has paseado por ellas para conocer de que tratan. Pero ¿sabes lo que dicen, de qué se discute, de qué se habla? En este programa de radio puedes escucharlo " en primera persona":


      jueves, 19 de mayo de 2011

      Pensar en la calle hoy.

      ¿Por qué salir a la calle y atreverse a pensar por sí mismo junto con otros? ¿Por qué atreverse a vivir afrontando incertidumbres -pues vida es lo aún no escrito- en vez de conformarnos con sustitutos de la vida ya planificados, seguros y conocidos? ¿Por qué expresar el descontento y no más bien adormecerlo con los medios (innumerables y sofisticados) que nos ofrece la sociedad de consumo? ¿Por qué seguir preguntándonos en vez de conformarnos con repetir sólidas respuestas recibidas? ¿Por qué seguir dando batalla si otros antes que nosotros las perdieron?
      Escucha las respuestas de José Luis Sampedro. No para asumirlas sin reflexión (o para criticarlas sin ella), sino para pensar-actuar en su compañía.
       

      martes, 17 de mayo de 2011

      Justin Biever y el cambio social.

      Puerta del Sol.
      El 15 de Mayo decenas de personas se han reunido en varias ciudades españolas, entre ellas Madrid, para expresar la necesidad de un cambio social. La convocatoria no nace de un partido político, sino de las redes sociales. La gente reclamó que los poderes públicos respetasen derechos básicos como la vivienda, el trabajo, la cultura, la salud, la educación, la participación política, el libre desarrollo personal y derecho al consumo de los bienes necesarios para una vida sana y feliz. Algunos de ellos en Madrid decidieron acampar en la puerta del Sol hasta la celebración de las elecciones municipales pero fueron desalojados en la madrugada del dia siguiente. Según el Consistorio se había vulnerado la ordenanza municipal que impide la ocupación de la vía pública.

      En twitter @acampadasol deja el siguiente mensaje:

      "Disculpen, sólo se permiten acampadas en ciudad para ver a Justin Bieber, desalojen", dijeron los policías a los manifestantes.

      Esta frase nos parece gloriosa. No podemos comprobar si es cierta o no, pero desde luego "se non è vero, è ben trovato". Que magnífico comienzo para una reflexión sobre nuestra sociedad.

       [Sin embargo la acampada vuelve a organizarse al día siguiente y pretende llegar hasta las elecciones...].

      lunes, 9 de mayo de 2011

      Símbolos del devenir.

      Una realidad deviene cuando es capaz de ser ella misma distinguiéndose de sí,  cuando "soporta" diferenciarse de sí misma, despedirse de lo que fue y hacerse otra para, en ese desgarro, en ese lanzarse más allá de sí, recrearse. Una realidad deviene cuando se hace capaz de tener un destino distinto del "suyo" porque es fecunda y fértil:  en obras, hijos, palabras, efectos. Una realidad se muestra capaz de devenir cuando se desborda en otra distinta haciendo de esa diferenciación su propia identidad (o mejor, su mismidad). Lo real deviene porque "da de sí".

      Siendo el devenir lo propio de la realidad, el ser humano intensifica ese carácter elevándolo a palabra y a obra. Y crea obras en las que simboliza su propia condición, sus avatares, sus negaciones, sus caídas y sus victorias. Del tiempo y del devenir hablan los mejores símbolos. Por esa razón buscamos símbolos del devenir.

      El devenir puede ser negado. Podemos negar ese poder por el cual de nosotros nace otro ser en el que se reitera nuesta vida en tanto que otra, siempre distinta de sí. Un símbolo de esa negación del devenir, del poder de la fecundidad, se encuentra en ese cuadro terrible de Goya en el que Saturno, es decir, el tiempo cuando es incapaz de dejar que el futuro nazca de sí, devora a uno de sus hijos. El cuadro de Goya "Saturno devorando a un hijo" es un símbolo del devenir en cuanto negado:

      "Saturno devorando a un hijo". Goya
      El devenir es un acontecimiento padecido. La renovación de un ser singular en su distinguirse de sí conlleva una violencia originaria, un efecto de arrastre que disloca, distorsiona, descuartiza y desgarra lo real en su división fecunda y afirmativa.  De los muchos cuadros de Bacon que exponen esa dimensión del devenir señalamos su interpretación de una obra de Velázquez, el retrato del Papa Inocencio X. Ésta es la obra de Velázquez:

      "Retrato del Papa Inocencio X". Velázquez.
      Ésta es la interpretación realizada por Bacon en la que encontramos simbolizado el devenir en cuanto padecido:

      "Retrato de Inocencio X". Bacon.
      El devenir puede ser afirmado. Puede decirse a ese movimiento singular en el cual lo real expresa su poder más propio como fecundidad, dejando que de uno nazca un futuro irreductible a cualquier previsión porque le pertenece un tiempo que no será el de su progenitor. Lo real puede afirmar su devenir cuando da a nacer y, a la vez, se deja nacer por otro. Así responde con serenidad al cortejo de seres oscuros que a veces lo rodea, como sucede en el siguiente cuadro de Gustav Klimt. El cuadro de Klimt titulado "Esperanza I" es un símbolo del devenir en cuanto afirmado.


      "Esperanza I", Gustav Klimt.
      Éstos son algunos símbolos del devenir: en cuanto negado, padecido, afirmado. Todos ellos son símbolos porque se hallan separados de su significado por una fisura, un espacio que nos llama para que lo recorramos, elaborando interpretaciones que lo pueblen de sugerencias y vislumbres de sentido. Por esa razón, además de lo insinuado aquí, tienen mucho más que decirnos.

      martes, 3 de mayo de 2011

      Un mundo más seguro.

      Los medios de comunicación repiten una y otra vez una idea expuesta por diversos gobernantes con motivo de la muerte de Bin Laden: hoy hemos despertado en un mundo más seguro. Escucho a un periodista decir que nuestra seguridad depende de que ahí fuera ciertas personas hagan lo que tienen que hacer y se felicita por la noticia. La seguridad se ha convertido en el Fin, la Meta, el Objetivo. Pero ¿es claro el significado de la palabra "seguridad"? ¿Ese fin justifica cualquier medio? ¿Es una ingenuidad decir "no"?

      Hoy no puedo dejar de recordar este texto. Dice así:

      "Una de las cosas más extrañas es que todos los genios militares del mundo hayan hablado de paz. Los conquistadores del pasado, que mataban para imponer la paz -por ejemplo, Alejandro, Julio César, Carlomagno y Napoleón-, coinciden en la búsqueda de un orden universal basado en la paz (...) en la actualidad, los hombres que gobiernan nuestro mundo se pasan el tiempo hablando de la paz. ¿Dónde reside, pues, el problema? Estos gobernantes nos hablan de la paz como si se tratase de un objetivo muy lejano, de un fin que estamos buscando. Pero algún día nos daremos cuenta de que la paz no puede ser simplemente un objetivo distante, sino que es el medio con cuya utilización llegaremos a aquel objetivo. Para alcanzar un fin pacífico, debemos emplear medios pacíficos. Y con estas palabras, como análisis final, pretendo decir que el fin y los medios deben estar en estrecha correspondencia, pues el fin está ya contenido en los medios, y finalmente, unos medios destructivos nunca podrán llevarnos hacia un fin constructivo" (subrayado mío).

      Te invito a un ejercicio. Cambia la palabra "paz" por la palabra "seguridad" y vuelve a leer el texto. ¿No sigue hablándonos de nuestro presente? Y piensa en las consecuencias de que los fines estén ya contenidos en los medios. ¿Es este texto el testimonio de un error? ¿No entiende la naturaleza violenta de la realidad? ¿O nos enseña un camino que rompe el círculo vicioso de su violencia sin fin?
       
      Rompamos ese círculo vicioso. Dejemos de lado los caminos que reproducen el horror que pretenden combatir. No participemos en falsas soluciones. Busquemos respuestas que conviertan nuestras vidas en círculos virtuosos. Leamos textos como éstos y dejemos que hagan su tarea en nosotros...
       
      El autor es Martin Luther King.

      jueves, 28 de abril de 2011

      "El resplandor" de Stanley Kubrick.

      Jack Nicholson en "El resplandor"
      "El resplandor" es una película inquietante, terrorífica, extraña, ambigua, dirigida por Stanley Kubrick en 1980 y basada en una novela de Stephen King .  Obra fascinante y llena de sugerencias, como el resto de su obra. Esta obra nos muestra personajes sumergidos en una situación singular, determinada por estructuras de dominación a las que van a responder mediante un camino en el que su vida es puesta en juego y que les conducirá a la nada o a la transfiguración, al abismo o a la metamorfosis. Pues bien, si en "2001: una odisea en el espacio" el camino es hacia la transfiguración, en "El Resplandor" es hacia la nada. En "El Resplandor" la estructura de dominación son los habitantes del Hotel Overloock, presencias espectrales, pero nítidas y precisas, de un pasado violento y asesino que jamás desaparece. El protagonista, Jack Torrance, aspira a ser escritor y acepta el trabajo de vigilante del Hotel durante los meses que cierra en invierno, junto con su mujer y su hijo, para escribir un libro. Todo parece nacer de un impulso creativo y fértil. Sin embargo sobrecoge seguir el proceso por el cual Jack, animado en principio por el deseo de crear, va siendo envuelto por la presencia extraña del Hotel y sus habitantes y por el núcleo de horror, violencia y resentimiento que lleva en su interior. Tal vez era la creación el modo de exorcizar todos esos demonios, la manera de dejar atrás el odio latente que siente hacia su mujer y su hijo por haberle apartado de sus metas. Sin embargo la página en blanco, estéril y vacía, no puede convertirse en espacio creador y se transforma en superficie de inscripción de una obsesión repetitiva que se va abriendo paso en su ánimo, hasta desembocar en una búsqueda asesina de su mujer y de su hijo, incitado por los habitantes del Hotel. Terribles las escenas en las que trata de asesinar a su mujer. Sobrecogedora la persecución del hijo dentro del laberinto. Y en ese laberinto se juegan dos destinos. Uno de esos destinos será de muerte. El otro de salvación. Uno de cumplimiento de una vida que queda congelada por el odio. Otro de apertura hacia un futuro desconocido.

      Pero la película nos sugiere algo más. Desde la antiguedad griega nos llega el relato espeluznante de una divinidad, Cronos, que incapaz de afirmar el devenir, devora a sus hijos. Desde la antiguedad cristiana nos llega el relato de un monarca, Herodes, obsesionado por el miedo a ser asesinado y que desata a su alrededor la matanza de los inocentes. En esta película se vuelve sobre el mismo tema. En el primer relato los niños son devorados hasta que Zeus y su madre los liberan. En el segundo relato los niños son asesinados y uno de ellos escapa, pero su muerte solo sufrirá un aplazamiento: se cumplirá en una cruz, aunque afirmándose en el horizonte enigmático de la resurrección. En esta obra de Kubrick el niño entra en el laberinto y utiliza su ingenio. ¿Es el Laberinto un lugar de prueba donde se juega la vida y la muerte, la nada o la transfiguración? Desde luego. ¿Es el Laberinto un lugar salvador en el que perece la voluntad de dominación?.  No del todo. En una escena anterior, Jack conversa con un personaje al que cree reconocer. Se trata del antiguo vigilante que, en ese mismo Hotel, asesinó tiempo atrás a su mujer y a sus hijas, suicidándose después. Pero cuando Jack se dirige a él diciéndole que lo ha reconocido, este personaje le responde: es extraño, no conservo ningún recuerdo de todo eso, yo siempre he estado aquí, sin embargo usted siempre ha sido el vigilante. Siempre. ¿Será ese el sentido de la última imagen de la película? ¿Será eterna la dominación y eterna su negación?