viernes, 10 de febrero de 2012

Aviso para caminantes en el laberinto.

Cuando entendemos nuestra vida prescindiendo de su fecundidad, es decir, de su poder para trascenderse a sí misma en obras, hijos y frutos, haciéndose de este modo semilla de sí misma, queda convertida en "habitante de un país oscuro", reducida a ser cuanto le pasa entre su inicio y su fin. La vida se despeña hacia la muerte y todos los afanes que ocupan su presente revelan su vaciedad última. Esa revelación lúcida del vacio que se oculta tras todas las cosas, cuando todas ellas son entendidas fuera del horizonte de la recreación fecunda, es el nihilismo. Un ejemplo de él lo encontramos en esta bella y terrible canción de Johnny Cash, escrita al final de su vida, cuando ese fin no es ocasión para el desbordamiento intempestivo de la vida, sino término definitivo. Tomémosla como un aviso para quienes recorren el laberinto.


Otro aviso para caminantes, esta vez con Coldplay, en "Si en algún momento llegas a creerte rey del mundo".